Pasar al contenido principal

5 formas filosóficas de negar la filosofía

¿Por qué no dejas de darme la vara con la filosofía?

Son muchas las voces que se escuchan contra la filosofía, tanto dentro del sistema educativo como fuera. Se trata de una batalla eterna que se acompaña de una particularidad bien especial: lo sepan o no, muchos de los que niegan la filosofía lo hacen adoptando, de una forma tan difusa como quizás inconsciente, una postura filosófica firme. Veamos algunos ejemplos:

  1. La negación positivista: todos aquellos científicos, o incluso profesores de asignaturas científicas, que niegan el valor de la filosofía se están alineando con el positivismo y la filosofía analítica, corrientes eminentemente filosóficas y con problemas tan serios que han terminado dando lugar a lo largo de la historia a otras formas de pensamiento.
  2. La negación materialista: para muchos, la filosofía carece de sentido, porque sólo existe el aquí y el ahora, y lo único que importa es lo material. Sea en su sentido físico, o más modernamente en el económico. Se trata, igualmente, de ideas tan viejas como la propia filosofía: afirmar que todo es material es elaborar una filosofía concreta, que también ha de justificarse.
  3. La negación hedonista: se escucha más de una vez en clase. Para qué queremos filosofía, si lo importante es pasárselo bien. Disfrutar de la vida. Sin más. Y dejarse de comeduras de tarro que suelen producir más tristeza. Idea nada novedosa, versión popular del hedonismo y de las diversas teorías que han defendido el placer como criterio vital.
  4. La negación pragmatista: la filosofía se tiene que abandonar porque no sirve para nada. En un mundo en el que impera lo útil, no parece quedar demasiado espacio para la reflexión, cuyo espacio se va llenando gracias a los espectáculos de masas, la tecnología o los grandes medios. Idea que distorsiona algunas de las propuestas del pragmatismo, una corriente filosófica con más de un siglo de historia.
  5. La negación filosófica: esta es quizás la más paradójica de todas, pues son los propios filósofos los que, desde posiciones tan diversas como el empirismo, el positivismo extremo o el vitalismo, terminan negando la filosofía y fomentando, quién sabe si voluntaria o involutariamente, su desaparición. A veces a los filósofos se les va tanto la mano que terminan tirando piedras contra su propio tejado.

[...] Boulé » 5 formas filosóficas de negar la filosofía · Blog de boul... From www.boulesis.com (via @rinconfilosofia) - Today, 3:49 AM Boulesis.com Filosofía, educación, pensamiento (http://t.co/dwFSi0GW 5 formas filosóficas de negar la filosofía @boulesis...)... [...]