Pasar al contenido principal

5 motivos para no plantearse deseos para el año nuevo

Ahora que empieza el 2008...
Entre la ironía, el pesimismo y el escepticismo, y siempre con una sonrisa en la boca, sugerimos a continuación algunas razones para no comenzar el año mintiéndonos, proponiéndonos para el año que comienza objetivos que quedaron irrealizados en los doce meses pasados. Así que, no nos engañemos, tenemos muchos motivos para ser realistas y no plantearnos nuevo objetivos para este 2008:
  • Porque la mayoría de las veces no los cumplimos.
  • Porque, como diría Epicuro, la mayoría de esos deseos no son ni naturales ni necesarios, sino artificialmente inducidos. Pura mercadotecnia.
  • Porque muchos de esos deseos nos los hemos propuesto ya antes. Si no hemos sido capaces de realizarlos en x años, ¿vamos a lograrlo en los próximos 12 meses"
  • Porque cumplir esos deseos puede producir insatisfacción. ¿Qué es más importante llegar al lugar buscado o disfrutar del camino"
  • Una última aportación puede ser schopenhaueriana (y compartida por el budismo): si no nos planteamos ningún deseo, no sufriremos la insatisfacción de no haberlos cumplido. Apuntarse a un gimnasio es la condición necesaria para sufrir 3 meses después, cuando después de haber pagado matrícula y mensualidades no adelgazamos ni logramos la figura deseada.

Entran en esta crítica los deseos que conducen a objetivos, es decir, "buscar un lugar". Sin embargo, parece pertinente considerar lo relativo a "disfrutar el camino". ¿Sería oportuno replantearse el sentido y el modo de recorrer el camino? Tal vez sea una cuestión ociosa, pero los estoicos... no me "satisfacen" y algunas de sus propuestas necesitan rectificación y ampliación... creo

5 razones para plantearse metas para el año 2008, (o para cuando sea): 1. Porque alguna vez cumplimos alguno. 2. Porque hay deseos que no tienen que ver con la mercadotecnia, sino con una deliberación racional basada en necesidades reales. 3. Porque podemos aprender de nuestra incapacidad para conseguir metas planeadas en ocasiones anteriores, para así hacer previsiones más realistas. Como dijo Edison: "Una experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo." 4. Porque cumplir esos deseos puede producir satisfacción. Conseguir una meta no es incompatible con el disfrute del camino que lleva a ella. Incluso el hecho de conseguir un objetivo puede abrir la posibilidad de proponerse nuevos desafíos que antes permanecían ocultos. 5. Porque si no nos planteamos ningún deseo (realista), no disfrutaremos del placer de cumplirlo (después de haber invertido un esfuerzo para conseguirlo). "Si siempre haces lo que siempre has hecho, nunca llegarás a ser más que lo que has sido". Enhorabuena por tu página. Siempre escribes sobre temas interesantes. Un saludo cordial.

¡Hola Francisco! Pues mira, me has convencido con tus argumentos, y aún estoy a tiempo de plantearme algunos objetivos para el recién estrenado 2008 (jejejejeje...). Gracias por tus palabras sobre la página. Acabo de visitar la tuya y está muy bien. Los materiales sobre lógica y el impresionismo son impresionantes (estás hecho un artista de las aplicaciones informáticas). ¡Un saludo!