filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: Antropología del parentesco

Antropología del parentesco

¿Es la familia una agrupación natural de personas? · Arte/cultura


Padres de familiaEl estudio de la antropología cultural cuenta, entre otras muchas, con una virtud muy especial: te ayuda a darte cuenta de la propia cultura, de cómo está organizada y, sobre todo, de que muchos rasgos o prácticas que anteriormente podían ser consideradas “naturales” están en realidad troqueladas por la cultura. Y todo esto hasta el punto de llegar a cuestionar la existencia de universales humanos, algo que, de momento, vamos a dejar para otro día. Una rama muy curiosa de la antropología es la que se dedica a estudiar el parentesco. A priori, uno puede pensar que no hay nada más natural que la paternidad y la maternidad. Tu padre va a ser siempre tu padre, y no tiene más vuelta de hoja. Y esto se podría extender a primos, tíos, abuelos… Es más, nuestro impulso positivista de hoy en día ya tiene una demostración científica de la paternidad: la prueba de ADN. Basta con realizar la prueba a quien tenga dudas al respecto para que pueda saber “a ciencia cierta” quién es su progenitor

Hasta aquí todo bien. Y uno puede pensar que la madre es tal en China, en Perú o en Nueva Zelanda, y que la cultura ahí no tiene nada que decir. Y es aquí donde la antropología del parentesco nos ofrece una sorpresa inesperada: las categorías “padre” y “madre” están orientadas culturalmente, y nuestra forma de organizar el parentesco es sólo una de las muchas posibles. Así, hay culturas en las que el niño jamás sabe quién es su padre, y es educado por todos los adultos. Lo que nosotros llamamos “tíos”, “primos” o “abuelos” puede tener un referente distinto en otras culturas, y lo que es aún más importante, sus funciones y la relación que existe con lo que podríamos llamar “familia nuclear” es bien distinta (y por supuesto, este concepto de “familia nuclear” también difiere entre distintas culturas). Los lazos afectivos, sociales, económicos y culturales entre los miembros de la sociedad están mediados por estas categorías expuestas permanentemente al influjo de la cultura.

Y a todo esto se le añade, por supuesto, la cuestión de género: hay una estrecha relación entre la forma de organizar el parentesco, el sistema de matrimonios de la sociedad y también su forma de organización económica y social. No es lo mismo una sociedad paternofilial (la línea de sucesión y el parentesco se organiza en torno al varón-padre) que una sociedad maternofilial. De manera que nuestra forma de entender la vida familiar y las relaciones afectivas que se establecen dentro de la misma son arbitrarias, convencionales. Los límites de la “familia nuclear” no son estables ni universales, y tampoco la extensión de tabúes, como puede ser el del incesto. La influencia de la organización cultural de la familia va mucho más allá: determina la concepción del matrimonio. El comercio de mujeres propio de las sociedades patriarcales o conceptos como el de “dote” derivan de una concepción particular de la familia. ¿Existe entonces una forma “natutal” de entender la familia? La antrpología del parentesco parece inclinar la balanza hacia una repuesta clara y que puede generar perplejidad: no.

§ | Miguel | 11/Jun/2007 | 12:26 | Añadir comentario | Añadir trackback

Más anotaciones relacionadas

Escribe tu comentario

Trackbacks a “Antropología del parentesco”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

-->