filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: Big fish: formas de contarnos la vida

Big fish: formas de contarnos la vida

Entre el mundo de cuento y la aburrida realidad · Películas y filosofí­a


Big fishA raíz del concurso que organizamos hace unos meses, se me ha ocurrido ir comentando por aquí algunas ideas que se me vayan ocurriendo a partir de ciertas películas. No es que sea muy cinéfilo, pero sí que es verdad que a menudo, mientras estoy viendo una película, se me vienen posibles comentarios filosóficos a la misma. Deformación profesional, supongo. Cuando pasas cierto tiempo de tu vida y de tus vidas enfrascado en la filosofía, terminas viendo el mundo de una forma filosófica. Independientemente de que el mundo (o la película) lo sea o no. Y hoy me permito comenzar con una de las películas que no estaban entre las más votadas y que yo, sin embargo, echaba de menos: Big fish. El argumento es bien sencillo: un comerciante que se ha dedicado a vivir del cuento en el sentido más noble que puede tener esta expresión.

En efecto, el protagonista de la historia, Edward Bloom, ha vivido las aventuras más inimaginables, saliendo la mayoría de las veces airoso de todos los entuertos con los que se ha cruzado. Ha conocido brujas, gigantes, enanos, lugares escondidos e inaccesibles donde la vida era fiesta y baile… Y se ha dedicado, por otro lado, a viajar vendiendo diferentes productos. Y he aquí que al final de sus días se produce el choque entre esa vida fantástica, y la vida real, la de los hechos, que quiere conocer su hijo, cansado de haberse pasado la vida sin saber quién era realmente su padre. El mito, la fantasía, la fe, opuesta al logos, los hechos, la razón. La vida tal y como cada uno de nosotros la cuenta frente a la vida real, la que podríamos construir casi de un modo científico. Una tensión que aparece, si se quiere, de un modo un tanto exagerado en la película, pero que, de una forma u otra, podemos encontrar en cada uno de nosotros.

A veces la realidad es, sencillamente, insoportable. Aburrida, tediosa, rutinaria, triste, gris, inhumana… los telediarios o los periódicos son buenos ejemplos de ello. Después de haberse encontrado con ellos, rara vez se puede pensar (pese a lo que dijera aquel expresidente que también quiso contarnos un cuento) que las cosas van bien. Los hechos, la ciencia, lo positivo resultan demasiado fríos para un ser humano necesitado de imaginación, de fantasía. Y por eso, quien más quien menos, termina contándose la realidad de una forma más vivible, adapatada a sus necesidades. Nadie es capaz de contar su propia vida tal y como fue (esta es la trampa de las autobiografías), porque habrá más de interpretación y de posicionamiento (la memoria es una forma de tomar partido) que de objetividad. Una objetividad que, por otro lado, nos produce náuseas, las mismas que sentía Edward Bloom ante una vida que cobraba colores y nuevos detalles con el ingrediente de la fantasía. Una vida de cuento que al final nos deja planteado un interrogante enorme: ¿Acaso puede el cuento llegar a formar parte de la realidad? ¿Podemos terminar viviendo en nuestro propio cuento?

§ | Miguel | 1/Mar/2007 | 12:08 | Añadir comentario | Añadir trackback

Más anotaciones relacionadas

2 comentarios a “Big fish: formas de contarnos la vida”

» Escribe tu comentario

Por lo que veo tu no te enteraste de que trataba la peli…vuelve a verla a ver si la pillas.

§1 | oyetu | 2/03/2007 | 01:31

En esta página hay muchos temas de filosofía

§2 | Alejandro | 18/03/2007 | 20:26

Escribe tu comentario

Trackbacks a “Big fish: formas de contarnos la vida”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

-->