Pasar al contenido principal

¿Cómo piensa Google?

Conociendo al bibliotecario de la red
PicassoHoy necesito que ayudéis un poco. Aquí y allá veo que aparecen muchas anotaciones sobre el funcionamiento de Google. Puede parecer exagerado, pero no me extrañaría nada que dentro de poco comience a estudiarse en la universidad algo así como "Googlelogía" (lo he buscado, y curiosamente no existe). Y es que el asunto tiene más enjundia de la que parece. A muchos les interesará sólo llegar a saber cómo funciona, cuál es la intrincada fórmula matemática que le sirve de columna vertebral (alguna vez he oído que es un secreto bien guardado). A mí, que no entiendo mucho de estas cosas, no me interesa eso (a fin de cuentas no podría entenderlo). Lo que me interroga y me llama la atención es la función de google dentro de la red. Y es que, como digo en el subtitulo, se ha convertido en todo un bibliotecario de la información. Google es, nos guste o no, el oráculo de Delfos del hombre actual. A google vamos todos, cuando simplemente necesitamos información o incluso cuando queremos saber cosas más personales: viendo las cadenas de búsqueda con las que algunos vienen por aquí se encuentra de todo: ¿Qué es la felicidad" ¿Cuál es el sentido de mi vida" ¿Existe el amor" Hay que ver hsata dónde hemos llegado: a pretender que google nos cuente si existe o no el amor... Google es hoy el filósofo, el científico, el sacerdote... Es el arbol del saber, y también el árbol de muchas otras cosas. Lo que a mi me preocupa, y por eso quiero que me ayudéis, es que Google, por su supuesto, no es neutral. El orden que nos propone, al tratar de acercarse lo más posible a las palabras buscadas, es siempre un orden parcial, en el que aparecen cosas que nos interesan, y otras que no son tan adecuadas a lo que buscábamos. Google no es perfecto: entiende palabras, no el sentido de las cosas. Quizás sea impericia del que busca (en este caso, mi propia torpeza) pero a menudo me da la sensación de que Google me muestra sólo una parte de la red. Un ejemplo: el otro día (ya veréis en poco tiempo por qué) buscaba páginas en las que se defendiera que la ciencia implica una ruptura respecto a la religión. Escribí Ciencia sin Dios, ciencia religión y ciencia contra religión, y no terminé de encontrar lo que buscaba. ¿Acaso Google cree en Dios, y posiciona las teorías ateas en los últimos lugares" Evidentemente, quiero pensar que Google no piensa, y que a veces soy yo quien no sabe buscar. Intervienen muchas variables: cuántas páginas de cada tema existen, cómo funciona el buscador... Pero a veces, buscando cuestiones que tengan que ver con religión, política o deportes (no penséis sólo en temas "serios"), parece como si unas página (o un tipo de contenido) tuviera cierto privilegio respecto a otras (o a otro tipo de contenido). ¿Os ha pasado a alguno de vosotros" ¿Alguno de vosotros sabe si Google piensa" ¿Podéis contarnos cómo lo hace" A ver si podéis echarme una mano...

Muy sutil tu y me parece q no vas mal encaminado,,no tengo ni idea como lo hacen,,y si creo saber por que lo hacen. salu2

Bueno, tal vez el asunto de que "piensa" por si mismo sea mucho más mundano de lo que parece y sea, más bien, cuestión técnica. Google posiciona los resultados según la relevancia de las palabras buscadas dentro del texto de cada página. Si aparece el término como título de la página siempre saldrá antes que en otra donde el mismo término aparece en el fondo del texto. Por tanto quizás es que las páginas "favorecidas" respondan que, casualmente, las personas que las diseñan y mantienen tengan una manera de trabajar mucho más afín con el funcionamiento interno de Google. En parte, porque quieren aparece primero y, por otra, en que la casualidad une ambas maneras de pensar. De todas maneras Google cada vez se aproxima más a un "ser vivo" con el que interaccionamos cada vez más como humano que como máquina. Porque, quien no ha buscado alguna vez preguntas de forma literal para encontrar su respuesta?

Ahí está la clave: "el funcionamiento interno de google". Eso es lo que, de un modo u otro, hace que unas páginas aparezcan antes que otras. ¿Pero en qué consiste ese funcionamiento? Y lo que tú apuntas también es interesante: la "relevancia". Concepto sobre el que podríamos discutir. A veces busco cosas de filosofía en internet y la página que necesito está a partir de los puestos 90 o 100. La relavancia no es la misma para mí, que para otro inernauta, que para Google...

Para conocer el "funcionamiento interno de google" -suponiendo que nos dejaran conocerlo- quizás sería conveniente no pensar como expones en tu nota: [quote">A mí, que no entiendo mucho de estas cosas, no me interesa eso (a fin de cuentas no podría entenderlo). [/quote"> Por otra parte, coincido contigo en que el concepto relevancia es diferente según la persona que realiza la búsqueda. El problema tecnico al que se enfrenta un buscador, es traducir la subjetividad a "algo" relativamente objetivo (posición de la palabra, numero de links externos, etc). El tema que planteas es muy interesante. Sobre todo porque desconocer su funcionamiento puede hacernos perder de vista que es un medio muy poderoso de sesgar la informacion y por tanto manipular a un amplio sector de la poblacion. Un saludo!

Claro, no me interesa la fórmula como tal pero sí su significado, sí las consecuencias que tiene esta fórmula a la hora de ordenar miles (o millones de páginas sobre un mismo tema). El aspecto técnico me sobrepasa, pero sus consecuencias sobre la gestión de la información me interesan, y mucho, porque como bien dices es un medio muy poderoso de sesgar información... Otro saludo ;-)

Pues no sé si sabrás que esa fórmula técnica (matemática a fin de cuentas) que da relevancia a unas páginas sobre otras es lo más buscado por un ejército de profesionales que se dedican solo al noble arte del posicionamiento. O lo que es lo mismo, de salir los primeros en Google. Porque eso, entre otras cosas, significa más dinerito. Google no prioriza unos resultados sobre otros por dinero como hacen/hacían otros buscadores. Inteligentemente separaron los anuncios en esas cajas de colores que salen en algunas búsquedas. Pero son siempre comentados los casos de páginas que desaparecen del google por arte de magia, cuando ellos lo pueden hacer siempre que quieran. Entonces, ¿estamos en sus manos? Claramente si. Podrían manipular los resultados y prácticamente no enteraríamos. La relevancia objetiva de lo subjetivo tiene estas cosas. Pero no hay que olvidarse que no hay un mal resultado, sino una mala cadena de búsqueda :-)

Un par de sugerencias. Yo en tu lugar habría refinado un poco más la cadena de búsqueda, reforzando el sentido principal de lo que estoy buscando ?por ejemplo, con "ateismo ciencia sin religion" o, mejor aún, reemplazando el "sin" por "ruptura"?, con la intención de desplazar la mayoría de las páginas con contenido religioso de los primeros resultados. Si estos u otros refinamientos no son efectivos, entonces ampliaría el horizonte de búsqueda al inglés, idioma en el que hay muchísimo más contenido que en castellano. Ah, y no creo que Google piense ?como si fuera una entidad autónoma?, pero si lo hace, sospecharía que piensa en inglés... a imagen y semejanza de sus creadores. ;-) Ciao.

Estoy convencido de que tiene capacidad de manipular, y que esta va a ir creciendo según lo vaya haciendo el monopolio que mantienen en la red. Pero por lo que os he leído, tengo la sensación de que uno puede aprender a manejarlo. Es un oráculo, como bien dices, Miguel, al que uno debe aprender a interrogar. Curioso, hasta ahora no me lo había planteado.

No niego que mucha gente recurre a google en busca de respuestas, pero ultimamente yo no lo uso para ello, mas bien lo hago para ver si alguien se ha preguntado lo mismo que yo, y si es asi lo encontraré publicado en muchos foros y blogs y la posible respuesta pudiera estar en algunos de esos foros o tal vez en un enlace sugerido en el foro. Claro, esto es cierto si la pregunta es tecnica, pero si la pregunta es filosofica, pues para lo unico que servirá es para aumentar mis dudas y para tener una pregunta nueva que hacer

De todas formas, ¿no será que tenemos demasiada dependencia de Google? ¿No hay otras alternativas en la red? De acuerdo que Google ocupa el primer lugar, a mucha distancia de cualquier otro, pero ¿no será adecuado, cuando uno se plantea una búsqueda como las que tú haces, Miguel, pedir una "segunda opinión"? Quizá otros buscadores (ahora no sé cuales, habría que investigarlo), puedan ofrecernos algunos resultados que Google no haya considerado y que nos puedan interesar. Creo que muchas veces somos demasiado cómodos (yo el primero) y nos hemos acostumbrado demasiado a la barra de búsquedas de Google

Muy interesante y antiguo (desde el inicio de los buscadores) saber que se basa en busqueda de palabras en cuero y título de las mismas, pero y si depende tambien de la direccion IP de ciertos servidores donde hay alojadas páginas de patrocinadores que pagan sumas nada despreciables a Google??? Pienso que de todo lo que decimos hay parte de verdad y parte de querer alcanzar la aceptación de cada idea, pero lo que pienso es que Google actualmente tiene el poder que nosotros mismos hemos querido darle.

Es gracioso la verdad lo que decis, porque si fuera verdad probeblemente no apareceria en los primeros lugares de google ahora que lo busque. Y si probeblemente tengas razon, google muestra lo que queres que veas.

EL GENIO RASTREA LA MENTE CON EL PENSAMIENTO,OBSERVANDO CON LA IMAGINACIÓN EL RESULTADO DE SU EXPLORACIÓN. ING GUSTAVO ANDRADE