filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: De lo bello y lo bueno

De lo bello y lo bueno

A partir del ejercicio de la IV Olimpiada filosófica · Arte/cultura


Darth Vader. ¿La belleza implica bondad?Durante estos días, todos los asistentes a la final de la IV Olimpiada filosófica han podido escuchar diferentes perspectivas en torno a lo bello. El ejercicio que se planteó a los alumnos en la final rezaba así: ¿Existe alguna relación entre lo bello y lo bueno? Los alumnos de nuestra comunidad han escrito buenos ensayos al respecto, que se publicarán en las próximas semanas. En lo que eso llega quisiera aportar un par de ideas para continuar el debate, si es que a alguien le interesa, a través de este blog. La primera intuición que solemos tener al respecto es que desde los griegos existe esta asociación. Un reciente artículo de Lledó (que sirvió de introducción al ejercicio) apuntaba en esta dirección. La influencia de Platón ha llegado hasta nuestro tiempo: aquello que es bueno debe guardar alguna relación con la bondad, la belleza consigue mejorarnos, convertirnos en mejores personas. A través de lo bello, llegamos a conocer lo bueno.

Tal y como se apuntó en las jornadas que precedieron a la final, el mundo de la imagen o la publicidad son buenos ejemplos de esta tendencia “esteticista”: se nos ha metido en la cabeza la asociación de belleza y bondad hasta el punto que muchos se preocupan más de la primera que de la segunda. La belleza causará en los demás la impresión de la bondad, aunque sólo sea aparente. A estas tesis se las suele recoger bajo la categoría de “esteticismo” por la sencilla razón de que abusan de la belleza: esperan del arte y la naturaleza más de lo que quizás puedan ofrecer, e incluyen motivaciones ajenas a la actividad artística entre las “obligaciones” del creador. Como contrapunto a esta idea, pudimos escuchar por la tarde una excelente conferencia de José Luis Molinuevo, en la que se denunciaba esta “inflación de lo bello” y se criticaba severamente el esteticismo. La belleza, a menudo, esconde valores opuestos a lo que representa: ¿Quién no ha sentido más atracción por Darth Vader o por Joker que por sus antagonistas? ¿No son estos personajes más fuertes y definidos? Y no sólo eso: existe toda una línea artística comprometida con “lo feo”.

Las ideas de Molinuevo revolucionan en cierto modo la estética tradicional. Personalmente, me parecen más cercanas a la realidad que una ingenua aceptación sin matices de la conexión entre lo bello y lo bueno. Diría que lo bello es un producto social y cultural, y como tal ha de interpretarse en un contexto más amplio. Dedicarse a la belleza en medio de la dictadura (me viene a la cabeza la poesía española de la posguerra) no sólo está alejado de lo bueno, sino que puede ser engañador y falaz. Cierta perspectiva marxista puede ayudar: el arte es ideología y los sistemas políticos pueden utilizarlo en su favor. Mientras todos vivimos embaucados por los productos de la industria cultural, nadie se da cuenta de otras circunstancias y situaciones. El arte crítico o de denuncia no tiene ningún tipo de compromiso moral, más allá de la denuncia de aquello que representa: ¿Es esto una forma de apelar a un mundo mejor? Quien lo sabe, en un mundo en el que artistas críticos cotizan en los grandes mercados del arte. Una conclusión provisional: no existe una conexión entre lo bello y lo bueno, pero eso no impide que pueda darse ocasionalmente. Lo bello es un objeto complejo, que recibe diferentes influencias: históricas, sociales, económicas, políticas, religiosas. No existe el arte puro, el arte por el arte. Por eso es necesario algo a lo que también apuntaba Molinuevo: una educación estética para la ciudadanía. Que sepamos ver e interpretar imágenes en una sociedad que habla más a través del icono que de la palabra. ¿Cómo elaborar esta educación? ¿Cómo integrar esto en el currículum? ¿Qué criterios existen para interpretar imágenes? Más preguntas para continuar el debate…

§ | Miguel | 30/Mar/2009 | 12:51 | Añadir comentario | Añadir trackback

Más anotaciones relacionadas

6 comentarios a “De lo bello y lo bueno”

» Escribe tu comentario

Me ha borrado la máquina esta que controla los comentarios un discurso chulísimo que ya no puedo repetir. ¡Qué gran pérdida para la humanidad! En fin te cito a JL Molinuevo(http://www.alchata.es/wp-content/uploads/2009/03/cartel_contra_aborto.jpg):

” Este nuevo humanismo, no centrado tanto en la reivindicación de lo que hubo, ni en la defensa de lo que hay, sino en trabajar por lo que puede haber, plantea una serie de exigencias. Es preciso ampliar sustancialmente el territorio de las humanidades haciéndolas más plurales: tan humanista es un arquitecto como un filólogo. Hay que complementar las humanidades de la palabra con las humanidades de la imagen en sus diversas modalidades. Es cierto que hemos sido educados en una cultura de la palabra, pero tenemos que vivir también en una cultura de la imagen. Por ello hay que postular también unas humanidades de la llamada “baja cultura”.

Nunca tan de acuerdo. La ampliación hacia la imagen - en sentido amplio y no sólo plástico-pictórico o artístico: metáforas, poema, espacios, imágenes…. La historia del pensamiento está repleto de “topoi” de imaginería colectiva que articulan la experiencia ayer y hoy. Mi voto por la Educación estética para la ciudadanía.

Salud y enhorabuena por la Olimpiada.

§1 | luis g | 30/03/2009 | 16:02

¡Hola Luis!
Sé que sigues a Molinuevo desde hace un tiempo (al menos a través de su blog, que descubrí por el tuyo, azares de la vida…) y a mi se me plantea la duda: ¿Cómo es esa educación estética? ¿Crearíamos una asignatura o lo planteamos de manera trasversal? ¿Existen criterios, referencias o teorías que nos puedan ayudar a elaborar esa educación estética? Se me plantean muchas dudas, pero desde luego la propuesta es muy sugerente. El gran riesgo: necesitamos educación para tantas cosas, que al final terminamos abusando del concepto “educación”.

Gracias por lo de la Olimpiada. Estamos esperando que os animéis a participar de nuevo, sería una buena ocasión para vernos y charlar un rato.
¡Salud!

§2 | Miguel | 30/03/2009 | 16:11

¡No, por Dios, no más asignaturas! Creo que cabe estructurar la nuestra para introducir la necesaria atención a la imagen que, repito, creo que no sólo es plástica-artística sino que incluye toda la imaginería del lenguaje(del refrán al verso pasando por el pop o el aullido del campo de fútbol) y la atención a la propia experiencia perceptiva. Hay posibilidades de hacer más creativas las horas de clase (aunque exigiría más trabajo). Bueno, todo esto son ideas para animarnos la tarde y seguir con la antorcha de la apertura a la novedad y el cambio para los próximos cursos. Ideas - ¡ah, casi tan maravillosas como las imágenes!.

Por cierto el enlace del anterior post en el que hablaba de un artículo de Molinuevo está equivocado - el “bueno” es: http://www.eldia.es/2009-03-17/SOCIEDAD/6-buena-salud-nuevas-humanidades.htm.

(O quizás no esté equivocado el enlace, y la Dama del azar nos ha colocado la imagen a la que alude el enlace del anterior post para comprender la exigencia de una educación estética de la ciudadanía. Qué cosas)

§3 | luis g | 30/03/2009 | 16:25

Encantada de asistir.
Celso, Juan, José Luis…: ¿vaís a colgar las ponencias?
Encantada con todas. Disfrutamos de todo. Gracias

§4 | María | 30/03/2009 | 21:27

¡Saludos!
Ahora mismo tengo el ordenador convirtiendo y procesando vídeos. :D
Se va a colgar todo, sí, pero hay que esperar un poco: es mucho el material generado y hay que editarlo y maquetarlo todo. En lo que eso llega, animate a darnos tu opinión sobre lo bello y lo bueno…

§5 | Miguel | 30/03/2009 | 22:01

Estupendo post de un tema inagotable que me ha hecho reflexionar muchas veces.
Tras mucho pensar he concluido que no hay conexión entre belleza y bondad, por mucho que el Platonismo haya hecho mella en nuestra cultura occidental. Los seres humanos, que somos muy torpes, sumamente influenciables y que enceguecemos ante los estímulos sensuales, tendemos a asociar belleza a bondad, y lo que es peor, a verdad, a honestidad…incluso a competencia y a inteligencia. Por desgracia, estamos en un mundo que ha exacerbado el cultivo de la imagen o el culto a la imagen, y que la antepone a todo lo demás, llevando al extremo la asociación bello-bueno. Yo no dejo de pensar en esas coloridas, carnosas, húmedas plantas carnívoras, que con sus exóticos colores y dulces aromas, atraen a sus presas, con su belleza, hacia la trampa mortal…

§6 | M | 31/03/2009 | 16:10

Escribe tu comentario

Trackbacks a “De lo bello y lo bueno”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

-->