Pasar al contenido principal

Duplicar el trabajo

Las bitácoras aplicadas al mundo educativo
En los últimos tiempos, vengo dándole vueltas a todo este tema de las bitácoras aplicadas al mundo de la educación. Y me preguntaba, entre otras cosas, qué pasara el día en el que yo, o cualquier otro de los profesores que mantienen una bitácora, digan aquello de "hasta aquí hemos llegado" y entonen el "adiós muchachos". Y no por dejadez, ni tampoco porque todo esto no tenga sus aplicaciones, sino por una sencilla razón: la falta de tiempo. Las circunstancias personales de cada uno pueden contribuir a que se puedan dedicar muchas horas a todas las cuestiones de las nuevas tecnologías, pero también pueden hacer inviable esta tarea. Y puestos a elegir, si tenemos que optar por hacia dónde dirigir nuestros esfuerzos, creo que la primera opción de todo profesor deben ser sus alumnos reales, los de carne y hueso, con los que se ven las caras todos los días. Y es que toda esta explosión de las TIC es, en algunos aspectos, una duplicación de la tarea cotidiana de cualquier profesor: de vida cotidiana y temas tratados en clase se nutre la mayoría de las veces todo lo que por aquí aparece comentado. Lo cual quiere decir que al tratamiento del asunto que se haga en clase, se une después, el trabajo "complementario" de llegar a tu casa, redactar todo (o parte) de lo hablado, y subirlo a la bitácora. ¿Es realmente útil esta duplicación del trabajo" Espero que se me permita expresar mis dudas: creo que una inmensa mayoría de los que leen esto no son alumnos míos, y que, por tanto, la actividad bitacoril desarrollada en estos dos años tiene menos impacto en el aula de lo que se podría imaginar. Las razones son muchas: falta de medios en los centros y en las casas" (sobre este polémico tema, ya hablé aquí en su día) El caso es que esta duplicación o virtualización del trabajo se va imponiendo de un modo progresivo: tener páginas web de nuestros centros educativos es una obligación (casi de tipo moral), y cuantas más cosas de nuestro trabajo sean públicas mejor. Se trata, en el fondo, de criterios económicos que se imponen también en la educación: en un país con poca natalidad y escaso número de alumnos, hay que tener buena imagen. Y la red será, cada vez más, uno de los mejores escaparates. El lugar de la buena imagen, diría yo. ¿Hacia dónde nos lleva todo esto" Pues a ningún buen sitio. Para empezar, porque la buena imagen no es sinónimo de calidad. Hoy en día a muchos centros les importa más la opinión de los padres que la calidad educativa. Y, en segundo lugar, porque esta "virtualización" del trabajo que se nos va a imponer consiste, en el fondo, en una duplicación inútil del trabajo. ¿Qué os parece a vosotros"

Últimamente veo que cunde el desánimo. Yo para eso tengo una medicina: si a mí me sirve lo que hago en nuevas tecnologías para aprender más, formarme y disfrutar, me importa un pito que los demás no lo aprovechen; su oportunidad tienen. Esto para mi no supone una duplicidad, como tampoco lo supone el hecho de leer libros o de pensar; estas actividades me quitan tiempo para otras cosas (entre ellas preparar las clases, dormir, comer y otra cosa que no digo) pero no podría vivir sin ellas. A lo mejor sí podría vivir sin trabajar... ;-) Esto que dices, Miguel, te lo tienes que tomar así o, si no, como una afición, o una manía, o un vicio. Pero si te pones a pensar sólo en que el tiempo que le dedicas a instalarte un programa es tiempo perdido, mejor disfruta de la vida de otra forma. Además, separas radicalmente la docencia normal de las nuevas tecnologías, y lo que hay que hacer es ir uniéndolas poco a poco, y fomentar entre los demás estas tecnologías para que las cosas cambien, y exigir que se incorporen en los programas de las asignaturas para ir mejorando la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje. Y si no te tomas estas medicinas, lógicamente cunde el desánimo.

¡Hola! Con gente como tú no cunde el desanimo, Alejandro ;-) Si separo radicalmente la enseñanza real de estas nuevas tecnologías, es porque en mi centro no puedo aprovechar nada de lo que hago aquí (pocos medios, siempre ocupados...) No cuestiono que estas cosas quiten tiempo: me parece todo bien invertido, porque, como dices, el primer beneficiado con esta experiencia soy yo, que he aprendido mucho (y estoy haciéndolo...) desde que empecé con la página. Pero, por otro lado, sí me pregunto, por ejemplo, si tiene sentido escribir una anotación sobre temas de los que he hablado en clase (muchas de las anotaciones que salen por aquí nacen en clase...). Entiendo que puede interesar a potenciales alumnos, profesores o gentes interesadas en filosofía. Pero ¿qué pasa con los alumnos reales? Para ellos, es (ni más ni menos) una oportunidad de seguir pensando a través de la red. Me parece positivo, sí, pero como te digo quizás sea duplicar el trabajo. En concreto, esta anotación nació por el fracaso (no se me ocurre otro sustantivo) de la iniciativa de tutoría. Desde que empezó, no ha sido visitado ni por padres ni por alumnos (un solo comentario en 4 meses es más que significativo). EL proyecto era muy modesto: prolongar las discusiones y los temas de la tutoría fuera del aula, conectando con otros medios también con las familias. El trabajo se duplicaba, sí, pero podía merecer la pena. Los resultados parecen decir que, a día de hoy, es una iniciativa sin sentido, al menos en el marco de mi instituto, con pocos alumnos conectados y pocos medios también en las familias. Y a esos pocos medios hay que sumar, no lo puedo negar para enmendar la plana de nadie, el desinterés de las familias o alumnos que sí tienen conexión. A ver si al final nos vamos a entusiasmar con las TIC más los profesores que los alumnos... Y que conste que no cunde el desánimo. Un saludo, Miguel.

Pues mira, Miguel, ellos que se lo pierden. Luego exigirán mejores tutorías. A mí también me pasan cosas de este tipo: he fracasado en actividades como éstas por falta de interés ajeno. Pero, ya sabes, me tomo mi medicina, mi poción mágica, como Astérix, y no me dejo vencer. Después pienso para consolarme: "Ya se darán cuenta algún día de lo que se han perdido, y entonces me suplicarán de rodillas..." :-)

Pero considero que además de "una duplicación inútil del trabajo" (que no creo que sea inutil), es también un placer personal, sino es un placer personal ya no funciona agradablemente y puede resultar una obligación, esto si sería terrible. Cordiales saludos.

Disponer de un espacio es un placer, aun cuando no se actualiza, tenerlo debe ser un placer, que exista gente que siga visitando e interesandose por lo que uno intenta aportar a la red, a una comunidad, ... De hecho hay contenidos que nunca deberian desaparecer, deberia duplicarse para evitarlo...

De acuerdo con todo y todos. Aprovecho la incertidumbre boulésica para aplaudir el trabajo de Miguel. A mí, que no soy su alumno y por ello nada me debe, me ha servido como buque insignia de experimentos diversos. Agradezco tu ejemplo, ciudadano Miguel. En cualquier caso, estamos en un periodo experimental a la espera de muchas cosas - entre otras que pueda existir una masa crítica de posibilidades de enlace del alumnado con estas cosas. Mucho de lo que hacemos es redundante, inútil e incluso contraproducente en el intento de generar un dinámica en el trabajo real. Pero habrá que probar y adecuar a la circunstancia global de la enseñanza y a nuestra propia sensibilidad. Personalmente, inspirado por el trabajo de muchos - Miguel sin duda - he creado una red de blog con mis alumnos de CTS( la blog que yo cuido enlaza con otras siete en la que escriben los alumnos(MIRALÓ en: http://www.ctsiessandoval.blogspot.com/) Estoy contento con la experiencia porque he visto el interés de mis alumnos y SU APRENDIZAJE. Sigamos experimentando, perdiendo tiempo, depurando fracasos y frustraciones, envidiando el trabajo de otros. salud y librepensamiento

Creo que la principal motivación de escribir en un blog, que no es más que un caso concreto de la motivación de escribir, debe ser las propias ganas de comunicar algo, de comunicarse. Por eso o por dinero, cosa necesaria en un mundo que ya superó hace milenios la cultura del trueque :-) Si se hace forzado o por obligación o por autoobligación al final no sale fresco y auténtico, los lectores lo notan, y trasvasan su tiempo a otros blogs, que anda que no hay. Entiendo que el blog no ha cumplido tus expectativas en cuanto a la docencia, pero si cumple otras expectativas interesantes, si el tiempo que le dedicas te renta de alguna forma, ya merece la pena. Incluso haciéndolo a gusto puede aparecer el aburrimiento o el cansancio, pero en tal caso basta con espaciar el ritmo de publicación, o publicar de vez en cuando cosas que se leen por ahí o fotos o viñetas y simplemente ponerlas y que la gente comente. Como decía alguien arriba, sinceramente yo esto de escribir y comunicarme lo necesito más que trabajar :-D Quería terminar explicitando mi enhorabuena a Miguel por esta iniciativa y por la calidad y pasión que le pone a la tarea (aunque implícitamente ya se entiende que si alguien "pierde el tiempo" escribiendo comentarios de dos y tres párrafos a casi cada texto que sale aquí publicado, es que le gusta lo que lee y quiere seguir disfrutando de ello :-) )

Pues desde quince años trabajando con esto de las nuevas tecnologías te puedo decir que me sigue enganchando mi labor educativa redescubriendo maneras y formas de enseñar pero sobretodo de aprender. Comencé haciendo fichitas para mi alumnado, prescindiendo de libros de uso personal, aunque sí de uso colectivo, y me ambarqué allá por el año 1988 con los ordenatas en la escuela, mi experiencia con ellos es anterior -año 1983. He pasado por muchas modas y tendencias pero lo que sí sé es que el uso de la tecnología en el aula es esencial para dar valor añadido a la enseñanza pues veo resultados. Aunque siempre entra algo de pesadumbre por cualquier circunstancia, cuando llego a casa me reeencuentro conmigo y con el resto de vosotros que estáis en la Red y veo que esto es positivo y me dedico a crear contenidos, a reflejar tendencias y a apuntar posibiliaddes de uso diario en el aula. En suma que "mi tiempo" por ahora y desde hace bastantes años lo dedico a mi profesión y con ánimos de actualización y mejora. Sigamos por esta vía, experimentando y ofreciendo valores positivos a la enseñanza. Lo siento por el que no lo vea así. Salud

Qué consuelo, otro ciber-estresado ;-). La verdad es que comparto casi todas las impresiones que veo por aquí, que no son más que el reflejo de nuestro contradictorio mundo educativo. Cada vez es más imprescindible "virtualizar" la educación, y cada vez encuentras más y más sitios a los que seguirles la pista. Yo ya no tengo tiempo no digo para leer, sino para seguir la pista a todo lo interesante que me llega día a día por sindicación... imagínate para descargar probar y publicar algo con un nuevo software... Y sin embargo no tiro la toalla y no creo que sea ni esfuerzo duplicado ni tiempo perdido. Lo importante es que los que hacemos esto queremos comunicar, aunque posiblemente no lo hagamos de la mejor manera, que de hecho comunicamos, aunque no lo notemos y que sin duda somos útiles. La prueba es que cada vez son más los alumnos que piden y esperan que en el espacio correspondiente le pongas, no ya lo que has dado en clase, sino aquel plus que le va a ayudar a aproximarse de otra manera a lo que quieres que ellos aprendan, es decir, hagan suyo. Y sin embargo comparto la sensación de no dar a basto. Bueno no tenemos que hacerlo perfecto, ni siquiera tenemos que hacerlo, pero creo que si lo hacemos es simplemente porque a nosotros mismos nos divierte. Pues, venga... a seguir siendo "egoístas".