filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: Educación y democracia

Educación y democracia

¿Debe la educación desarrollarse en condiciones democráticas? ¿Cuáles son esas condiciones? · Enseñanza


Educación y democraciaLa vida educativa está llena de instituciones que pretenden extender las reglas de la democracia al sistema educativo: claustro de profesores, elección de delegados, consejo escolar, comisión de convivencia, comisión económica, comisión de coordinación pedagógica, departamentos didácticos… El profesorado vive una parte no insignificante de su vida laboral reunido. Con otros compañeros, con padres, con alumnos, con equipos directivos. La vida educativa está llena de espacios para la participación a los que se quiere exportar, sin una reflexión previa, el funcionamiento político de la democracia. Existen asociaciones de madres y padres, de alumnos, comisiones de lo más variado, y en todos ellos la regla de la mayoría es el criterio de decisión adoptado. Aquellas viejas barreras entre profesores, alumnos y padres han quedado obsoletas: todos somos ahora ocupantes de un mismo barco, en el que los rumbos vienen marcados por el famoso 51% o, si este no es posible por una mayoría simple, que no es lo mismo pero es igual.

En todo este proceso ha de haber sus luces y sus sombras, claro, pero quisiera hoy llamar la atención sobre dos de las sombras más marcadas, más oscuras. Como provocación (quizás alguien pueda sugerirme las luces más iluminadoras…) y también como una pequeña reflexión sobre lo que supone la democratización de la enseñanza. Para empezar me da la sensación de que esta democratización es una imposición política: la baja participación de los padres en las diferentes AMPAS, el desinterés general hacia el consejo escolar (jamás vi aparecer al representante del Ayuntamiento), y la casi nula implicación de los alumnos es una muestra más de que este sistemas de tanta reunión, consejo y consenso es una maquinaria más de producir documentación que la mayoría de las veces no va a ningún lado. Pero ¡ay de aquel centro que carezca de la misma, que no tenga el papel correspondiente que atestigüe la reunión de marras! Y eso por no pensar por el funcionamiento de este tipo de organismos a nivel autonómico o nacional. ¿Quién maneja el cotarro en el consejo escolar autonómico o en el nacional? Viendo la participación en las bases del mismo, prefiero no pensarlo pues quizás me pasara por la cabeza la idea de que esto de la democratización de la enseñanza significa en el fondo politización y división partidista de la misma.

Hay una segunda consecuencia cuando menos controvertida: se ha desprendido una especie de ética democrática que concibe el profesor y al alumno como dos partes iguales involucradas en la educación. Y eso es así hasta el punto que los alumnos se atreven a cuestionar las prácticas de los profesores, sin darse cuenta de que si el profesor decide implantar tal o cual libro de lectura o poner lo exámenes de esta o aquella manera no es por su capricho personal, sino porque está convencido de que es el mejor modo de que los alumnos aprendan. Crítica o cuestionamiento que a veces es respaldado por las familias hasta el punto de que lo que antes era un barco democráticamente tripulado se convierte ahora en un barco amotinado en el que parte de la tripulación acusa a la otra parte de pretender hundirlo. Y no me estoy refiriendo a decisiones disciplinarias que puedan ser más o menos discutibles, sino a aspectos metodológicos y didácticos, en los que las personas que no saben se atreven a poner en entredicho y a descalificar a los que saben, y que en algunos casos llevan ya un tiempo realizando profesionalmente una actividad. La asimetría entre la persona que sabe y pretende enseñar y el que no sabe y desea (o no) aprender es borrada de un plumazo por una democratización más entendida. ¿Hasta qué punto queremos una enseñanza democrática? ¿Qué condiciones debe reunir? ¿Ha de estar sujeta a limitaciones?

P.D: la imagen está tomada de este enlace.

§ | Miguel | 24/Ene/2008 | 11:55 | Añadir comentario | Añadir trackback

Más anotaciones relacionadas

8 comentarios a “Educación y democracia”

» Escribe tu comentario

A la puerta de un Consejo Escolar, amigo boulímico, diría:

a) Muchas de las objeciones que realizas a la democractización de la escuela pueden hacerse a la democracia moderna ” en general”.

b) La democracia - y el diálogo vs pacto que exige - necesita reflexionar sobre la relación entre los mecanismos de decisión ( regla de mayorías, representación etc) y el “saber experto” que, obviamente, está en manos de minorías. Un problema similar -aunque más complejo - tiene lugar en el debate bioético ( en los comités de bioética).

c) democracia? Sí, a pesar del papeleo y la retórica. Tarea de futuro. Salud y librepensamiento para el mayor número.

Me voy que me reclaman

§1 | luis g | 24/01/2008 | 16:26

Gracias por la anotación. También yo voy justa de tiempo: sólo una idea que, cada año, al abordar la Filosofía de la Educación, me resulta más y más clara: 1. La democracia y la educación son cosas diversas. Lo primero es un sistema de gobierno; lo segundo un acción intencional de ayuda al perfeccionamiento de la persona en sus diversas dimensiones.
2. Parece que, todo gobierno en el seno del ámbito educativo, debe subordinarse a la mejora del fin de la educación. Es obvio que invertir la prioridad (el medio sobre el fin) puede acarrear importantes problemas.
3. Tal vez convendría detenerse en una cuestión: quien es “dueño” de los procedimientos (democráticos?) puede estar, de modo más o menos explícito, ¿violentando las cosas?
4. Un último punto: libertad personal, crecimiento de la libertad personal del alumno no implica “sistemas democráticos”, sino espacios para la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades. Libertad de los padres para la educación de los hijos no significa democracia, sino libertad para delegar -limitadamente, como es lógico- su propia potestad… que no es de carácter democrático.
Por todo esto, creo que ha de repensarse y mucho este asunto.

§2 | Consuelo Martínez Priego | 24/01/2008 | 19:43

¡Hola!
Recién salido de un consejo escolar, os cuento una de las últimas polémicas: como material complementario, un departamento didáctico escoge establecer un material que se utilizará para hacer actividades en clase y de refuerzo en casa. Se escoge el material por diversos motivos, entre los que se incluye su adaptación al nivel que se imparte y la actualidad de dicho material.

Para facilitar su distribución y abaratar costes, el departamento organiza la compra del material tratando con ello de que los alumnos tengan que pagar menos y todos salgan beneficiados. Organizada la compra, resulta que hay alumnos que se niegan a pagarlo alegando que es un material complementario, y argumentando que no lo consideran necesario ya que ellos mismos son capaces de encontrar materiales “más interesantes”. Resultado: el instituto pierde dinero (no un gran suma, claro, pero se pierde dinero…) por intentar ayudar a los alumnos.

Esta ha sido una de las grandes “polémicas” que ha acaparado intervenciones en el consejo. Este es el “cuestionamiento” que la democracia permite. Cualquier año, para ser más democráticos, someteremos a votación qué libro de texto debe elegir cada departamento…

Lo que quiero decir con esto, amigo Luis, es que antes de extender según qué tipo de prácticas habría que cuestionar su función. Y por mi parte también te diría que si la “democratización” de la educación no es más que papeleo y retórica (y dudo que en muchos centros sea más que eso), sería mejor que todos nos quitáramos la máscara y dejemos de bailar estúpidamente la canción silenciosa de las apariencias (democráticas, claro).

§3 | Miguel | 25/01/2008 | 10:48

Asocio la democratización con ciudadanía (¡horro!): exigencia de autonomía y compromiso. Para la mayor parte. Sólo algunos grupos necesitan más cuidado que otra cosa ( sea, más que pacto y compromiso): los niños, los ancianos desvalidos…. El resto, si se juega al juego, debe asumir deberes, riesgos. Eso es la democracia

§4 | luis g | 25/01/2008 | 10:56

Yo también. Asocio, y suscribo
:-)
Pero una cosa es discutir qué es democracia y otra cuestionar cómo y hasta qué punto de regir la educación. Vamos, digo yo…

§5 | Miguel | 25/01/2008 | 11:11

Desde mi punto de vista se confunde la participación sin más de los padres en el Centro Educativo de sus hijos con la participación en la GESTIÓN del Centro. ¿Se plantea la participación de los pacientes o de sus familiares en la GESTIÓN de un hospital? ¿Por qué razón va a tener que ser más democrático un Centro Educativo que un hospital o un parque de bomberos? Y es que el problema es que un término jurídico, fiscal, político en definitiva, como es “democrático” o “demoracia” se quiere introducir en todo tipo de procesos incluyendo la educación. ¿Quién puede sostener que si no se “practica” la democracia desde pequeñito no se puede ser demócrata de mayor? ¿Se puede hablar de democracia laboral? ¿Se va a empezar a exigir democracia en los bancos para que la voz y el voto del director valga lo mismo que la del último botones? ¿También se va a exigir democracia en los barcos para que el rumbo se vote en asamblea y valga lo mismo el voto del capitán que el del grumete o último merinero?

§6 | Juan | 15/02/2008 | 17:02

Escribe tu comentario

Trackbacks a “Educación y democracia”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

Enviado desde Sensamientos » Autoridad y poder: maestros, colegios y estado :

[...] hecho ante esta situación? Pues insistir en la identificación entre democracia y proceso -creo que es lo que Miguel, en Boulesis, ha puesto sobre el tapete-. Si a esto sumamos algunas corrientes pedagógicas, el resultado es la [...]

Enviado desde meneame.net :

¿Debe la educación desarrollarse en condiciones democráticas? [c&p] "...se ha desprendido una especie de ética democrática que concibe el profesor y al alumno como dos partes iguales involucradas en la educación. Y eso es así hasta el punto que los alumnos se atreven a cuestionar las prácticas de lo...

-->