Pasar al contenido principal

Entrevista a Aníbal de la Torre (II)

Preguntas sobre formación del profesorado

Continuamos hoy con la segunda parte de la entrevista a Aníbal de la Torre, que empezábamos a publicar ayer con cuestiones relacionadas con las nuevas tecnologías. Hoy nos centramos en un tema que Aníbal conoce muy de cerca, pero que sin embargo suele pasarse por alto muchas veces cuando se habla de educación. Estamos hablando de la formación del profesorado. La primera pregunta, planteada por Javier P. es la siguiente: el tema de la formación de profesores suele ponerse en relación con la calidad del sistema educativo. ¿Existe algún estudio que respalde dicha relación" A veces me da la sensación de que se presiona y exige mucho al profesorado con temas como este, para que luego muchos de los cursos que se realizan sean auténticas dormideras a las que la gente acude a por el titulo correspondiente (y el complemento económico asociado, claro…)

Respuesta: La formación es necesaria en cualquier contexto profesional y produce mejora. Ahora bien, la organización y desarrollo de actividades o acciones formativas es en sí una práctica profesional que también debe estar actualizada conforme a las necesidades actuales.

Por ejemplo, todo apunta a que las prácticas educativas deben evolucionar, y que hay que ir superando dinámicas docentes en las que el rol del profesorado se limite a transmitir información. Las redes de formación ya están convencidas de ello pero sin embargo, el 90% de los cursos/actividades que montamos están basadas en la información que un ponente transmite a un grupo de docentes, bien sea de forma presencial, bien a través de una plataforma.

Otro ejemplo claro es el de la evaluación; más o menos se va aceptando que la evaluación, tal y como se interpretaba en contextos escolares debe evolucionar. Pues bien, ¿en cuantas actividades de formación se evalúa lo que se ha hecho o aprendido" ¿cuántas se basan en un modelo de detección de necesidades/formación/puesta en práctica/evaluación/puesta en práctica"

"Me da la sensación de que cada vez la gente sale más rápido de sus centros educativos, de que cada vez nos apoyamos menos entre compañeros, de que cada vez se marcan de forma más definida las parcelas de lo que cada uno tenemos que hacer, de que cada vez cerramos más fuerte las puertas de nuestras aulas, de que cada vez sistematizamos personalmente las normas de nuestras grupos de alumnos, de que, en definitiva, trabajamos menos en equipo con las personas que más cerca nuestra se encuentran."

Relacionando este tema con el anterior. ¿representan las TIC una oportunidad formativa para el profesorado" ¿Sirven para mejorar la didáctica, para actualizar contenidos…"

Respuesta: Por supuesto, no creo que nadie cuestione esto, la Red se está incorporando a los procesos formativos y como fuente de recursos para las prácticas docentes. Sin embargo, hay otras realidades en las que aún tenemos mucho que avanzar; los mayores avances vendrán de grupos o instituciones en los que más allá de que usen la Red, funcionen como una Red: en los que la información y la gestión de la actividad se lleve a cabo de una manera horizontal, con información distribuida pero conectada, donde cada uno de sus miembros se sienta protagonista en la toma de decisiones, donde la diversidad de roles no sea jerárquica sino complementaria, donde el intercambio y el trabajo en equipo sea una constante, donde el aprendizaje colectivo sea prioritario sobre el individual.

Tenemos muchísimo que aprender de Internet a la hora de que nuestros centros educativos o instituciones funcionen, hay que caminar hacia un nuevo modelo de gestión que permita dar respuesta a las nuevas necesidades sociales y a los nuevos perfiles de nuestros menores. Estoy convencido que existen modelos en Internet extrapolables a nuestros centros y que producirían una mejora significativa.

En tanto que has formado parte de equipos de formación de profesores, ¿Qué impresión general tienes respecto a los planes de formación" ¿Son dinamizadores de las actividades del aula y representan un intento de renovación"

Respuesta: Las redes de formación cuentan con equipos bastante preparados y he sido testigo de ello; además, en los últimos años se les está viendo una evolución muy positiva. Se han dado cuenta que el modelo basado en cursillo no es eficaz y que la actuación debe centrarse en el centro educativo, en ayudar a que estos detecten sus propias necesidades formativas y sean capaces de diseñar sus itinerarios formativos. A pesar de ello es muy complicado llegar a los equipos docentes de los centros si no existe un interés y compromisos previos por la formación.

La repercusión directa en el aula de la formación es un aspecto en el que hay que avanzar mucho, sobre todo porque el modelo de cursillo descontextualizado no ayuda demasiado a ello. Cualquier proceso formativo debería contemplar, de manera obligatoria, la puesta en práctica de lo trabajado o analizado y el posterior análisis y evaluación de lo sucedido; incluso deberíamos posibilitar que del resultado de ese análisis se derivara una nueva puesta en práctica que intentara ajustar y mejorar la anterior; resumiendo, cualquier proceso formativo que procure tener una repercusión significativa en el aula, debería responder a un esquema parecido a este que listo de manera muy simplificada:

  1. Práctica docente
  2. Reconocimiento y detección de la necesidad formativa
  3. Diseño mínimo del plan de formación
  4. Proceso formativo
  • Formación
  • Puesta en práctica
  • Revisión y evaluación
  • Puesta en práctica
  • Evaluación del proceso
  • Cuando se habla de recortes en el sistema educativo, uno de los primeros ámbitos que los sufre suele ser el de formación del profesorado, y a juzgar por ciertas iniciativas de algunas comunidades autónomas, parece que se trata de una dimensión muy poco valorada por las autoridades. ¿Qué valoración realizas de esta tendencia"

    Respuesta: Muy negativa; sencillamente, nuestro sistema educativo y nivel de desarrollo profesional docente no se puede permitir el lujo de prescindir de recursos para el desarrollo de procesos formativos. Es posible que se necesiten cambios en el sistema de formación del profesorado y que el enfoque deba cambiar en determinados aspectos, pero de ahí a recortar esfuerzos me parece un despropósito que perjudica a nuestros centros educativos.

    Te traslado ahora una pregunta de Chelucana a través de Twitter. No se centra específicamente en el tema de formación de profesorado, pero sí en el trabajo en equipo, y este sin duda es uno de los pilares de la formación. La pregunta es: ¿por qué grupos formados por personas inteligentes pueden llegar a ser bastante tontos"

    Respuesta: Yo estoy convencido que en el siglo que nos encontramos, de las redes sociales, de Internet, del conocimiento abierto, del intercambio,… cada vez se trabaja menos en equipo de manera horizontal. La cantidad de personas que acuden a lugares como Twitter, Ning, etc. y desarrollan una importante parcela personal y profesional en ellas responde en muchas ocasiones a una búsqueda de colaboración que no encuentran en sus contextos más cercanos. Me da la sensación de que cada vez la gente sale más rápido de sus centros educativos, de que cada vez nos apoyamos menos entre compañeros, de que cada vez se marcan de forma más definida las parcelas de lo que cada uno tenemos que hacer, de que cada vez cerramos más fuerte las puertas de nuestras aulas, de que cada vez sistematizamos personalmente las normas de nuestras grupos de alumnos, de que, en definitiva, trabajamos menos en equipo con las personas que más cerca nuestra se encuentran.

    Las causas de esto habría que buscarlas, probablemente, en la propia configuración social que nos encontramos y en el ritmo de vida que nos hemos autoimpuesto. Pero volviendo a una idea que lancé antes, tenemos que aprender a trabajar en Red dentro de nuestras propias organizaciones; por ejemplo podemos mover de forma inteligente la información y los procesos dentro de nuestros grupos de trabajo no siendo ya necesario hoy en día mantener reuniones de horas y horas. Es fácil poner en práctica nuevas dinámicas de trabajo en equipo que no requieran de esfuerzos personales y que agilicen los procesos; desde luego hay que apostar por ello, muy difícilmente podremos obtener logros importantes y avances en nuestras aulas si no trabajamos mucho más cerca de los compañeros que nos rodean y si no adaptamos nuestros centros educativos a un funcionamiento propio del siglo en el que nos encontramos.

    Para terminar con este apartado. No son pocos profesores los que hablan de una crisis en el modelo de formación actual. Profesores que se apuntan a cursos sólo por las horas. Cursos interesantes a los que no se puede acudir por falta de permiso de las autoridades correspondientes. Inquietudes o necesidades formativas que no se reflejan en cursos. Metodologías o planteamientos impropios de los tiempos actuales. Estas son algunas de las críticas más habituales. ¿Cuáles son tus retos que, a tu modo de ver, debería resolver la formación del profesorado en los próximos años"

    Respuesta: Creo que más o menos lo he venido explicando en las cuestiones anteriores, salvando uno de los temas que mayor análisis necesitaría, la formación inicial del profesorado. Por aportar algo nuevo al tema (muchísimo diría yo), quizás estaría bien recomendar una serie de artículos que, sobre estas cuestiones, hemos publicado en EducaconTIC, de la mano de Fernando Trujillo:

    1. Formación en TIC (desde el inicio)
    2. El docente como usuario
    3. Otra formación es posible
    4. Bases para una formación inicial del profesorado desde una perspectiva 2.0
    5. Una Asesoría 2.0 para una nueva escuela
    6. Sobre formación del profesorado: notas desde Casares

    Y para quien quiera saber algunas cosas sobre elearning, que trate de estar al tanto de la publicación de la última parte de la entrevista...