Pasar al contenido principal

¿Hasta dónde llegan tus ojos?

Actitudes éticas en la vida cotidiana
Hay actitudes que lamentablemente se repiten en el tiempo, y que pueden generar cierto desaliento. Hace ya algunos años, estaba explicando el genocidio judío en clase de ética, y un alumno respondió diciendo que a él los judíos le daban igual siempre y cuando no cayera ni una bomba en el negocio que regentaba su padre. Ante el desdén de su respuesta, ese mismo año tocó leer a todos los alumnos El diario de Anna Frank. Supongo que a algunos les gustaría y a otros no. Pero vayamos al grano: resulta que la misma "longitud de miras" de este alumno (no sé si todos notaréis la ironía del entrecomillado) la he vuelto a experimentar esta misma semana en el instituto, como respuesta a una movilización emprendida por las Asociación de Madres y Padres de todos los centros educativos de Miranda de Ebro. La movilización tiene dos objetivos claros: acabar con el tráfico de droga en las entradas de los centros y reivindicar un centro cívico. Así que las AMPAS han solicitado el apoyo de todos los padres. Algunos alumnos de 2º de bachillerato, sospecho, ni siquiera han dado a sus padres la hoja de firma: ¿qué pasa si estás de acuerdo con un objetivo (será el centro cívico, supongo), pero no con el otro (que les sigan pasando basura a la salida de las clases)" Ante preguntas tan iluminadas, hoy que todas las opiniones valen lo mismo, lo mejor es guardar silencio. El mismo silencio con el que respondí cuando escuché: "para qué voy a firmar yo por un centro cívico para gente entre 10 y 16 años, si yo ya tengo 17". El argumento es impecable si todos fuéramos seres egoístas e interesados únicamente en nosotros mismos, pensé. Y preferí no darle mucha más importancia. Lo peor es que el tema volvió a salir en otra clase de 1º de bachillerato. Les comenté lo que había oído el día anterior y su reacción fue la siguiente: "pues claro, normal, yo también pienso de esta manera". Como decía aquel: "así somos, así nos va". Todos sabemos que la vista es una facultad limitada, y que se va perdiendo con el paso del tiempo. Quizás por eso hay seres humanos que no son capaces de ver mucho más allá de sí mismos. No es de extrañar que luego sucedan en el mundo las cosas que suceden: qué fácil resulta mirar a los políticos, a los dueños de bancos, empresas y demás instancias de poder. Ahí sí que llega lejos nuestra vista, miope para otras tantas cosas. Si se trata de dar, pensar, decidir, somos nosotros la prioridad, y nuestros ojos no se posan en nada más. Si, por el contrario, hay que culpar, exigir, demandar y depurar, son los otros los que reciben todas nuestras miradas. No son muy distintos los que están arriba de los que estamos abajo: ¿para qué ayudar al tercer mundo si yo no vivo en él" ¿Para qué exigir la abolición de la pena de muerte si yo no estoy condenado" Esto no preocupa y sí el "¿qué hay de comer hoy"". Para cuando lo otro preocupe será demasiado tarde.

Me gusta tu artículo, seguro que eres un buen profe. saludos

Te lo aseguro soy alumno suyo. No es un buen profe, es el mejor.

Tienes mucha razón y es que la vida que llevamos o que nos han dado ha dado lugar a una desaparición de varias facultades humanas.. como es el pensar. A todos nos gusta tenerlo todo y que sean otros mientras los que luchen por las causas justas, es muy triste como ver a los chavales no luchan por aquello que creen y dejan que la vida pase con la venda en los ojos. Esta sociedad esta convirtiendo zombies de fin de semana, la mayoria solo piensan en el finn de semana. Señores hay 5 dias más en la semana.. una visión modificada y egoísta no será que estamos destruyendo el instinto de supervivencia? ya nadie lucha por nada son otros quienes lo hacen y todos nos aprovechamos de los beneficios que conlleve en lo malo apuntamos con el dedo y en lo bueno nos arropamos bajo la chaqueta del triunfo ya sea en politica o en cualquier otro tema.. si es lo que maman.. no esperes que sus huesos crezcan de otra forma..

pocierto..que se me ha olvidao comentar antes..me he leido vamos, blogs muy interesantes!! esta muy currada la web si señor Miguel!! ^^

Seguimos luchando, no seas tan pesimista, somos pocos, pero tampoco antes eramos muchos. Cambiaremos el mundo, tranquilo, lo vamos haciendo. Cuando yo tenía 18 años había que hacer la mili obligatoria, ahora no, los homosexuales se pueden casar, vamos avanzando, no sufras. Mira lo conseguido. Seguiremos pidiendo lo imposible para que lo posible sea realidad. ¿Has visto las manifestaciones en Francia? No desesperes. No estás sólo.

Me ecantó esto: "No son muy distintos los que están arriba de los que estamos abajo: ¿para qué ayudar al tercer mundo si yo no vivo en él?" El cambio siempre empieza por cambiar uno mismo. La típica excusa de "si los de arriba que tienen poder, dinero, etc. no hacen nada no voy a hacerlo yo" es tan pobre que casi no nos la creemos ni nosotros mismos.

pues estoy de acuerdo con estos comentarios y tambien tengo que decir que yo soy alumna suya puedo decir que sin duda, es un gran profesor,sino el mejor.

Uno de los pilares del anarquismo, o al menos, el que a mí me han enseñado es que yo no soy libre si el resto del mundo no lo es, por lo que cuando lucho por la libertad de los demás (y recordemos que no puede haber libertad sin igualdad, respeto...)lucho por la mía propia. Es una forma de superar el egoismo, por lo menos es una nueva forma de mirar La próxima vez que un estudiante te diga eso, ponle un trabajo sobre anarquismo y que luego lo exponga en clase.