Pasar al contenido principal

Historia de las historias...

Resumen del segundo debate de DialBit
Diálogo + Bitácoras. Una iniciativa para el debate y la reflexión a través de los weblogsAntes que nada, agradecer a todos los que habéis participado en este debate, en una fechas que quizás no invitaban demasiado para la refléxión. Espero poder acercarme al menos un poco a las que han sido vuestras opiniones. Si muchos piensan que la historia no es objetiva, tampoco puede serlo el resumen, que necesariamente tiene que intentar exprimir todas las anotaciones. En general, todas las anotaciones podrían resumirse (aunque siempre cabría establecer matices en dos grandes grupos: aquellos que desconfían respecto a la posibilidad de que la historia describa los hechos, y aquellos que creen que, pese a todas las posibles influencias y procesos de manipulación, al final logra conocerse la verdad. Con todo, cada anotación tiene alguna particularidad que la hace especial... Así, entre los escépticos, El palimpsesto propone un original punto de vista sobre cómo podría haber sido la historia, y los avatares que influyen en su redacción. Otro enfoque original es el de El lector, que compara la literatura con la historia, defendiendo la superioridad de aquella sobre ésta. Fabián nos llama la atención sobre la influencia de toda una industria cultural: editoriales, becas, proyectos de investigación. Hay modas que dictan cómo se escribe (y cómo se investiga) la historia, y en esta línea va también la anotación de Wasteblog. Buenos ejemplos de nuestra historia reciente, en los que se puede comprobar que la historia la escriben los vencedores los podéis leer en Proyecto de epitafio y Guerra eterna en Oriente Medio. Yukei aborda el problema desde la posmodernidad y critica la excesiva obsesión por la objetividad. Antropomorfismo azul establece las conexiones que hay entre el poder y la historia, y La diferencia defiende la necesidad de evaluar críticamente todas las ideologías siendo capaces de seleccionar las ideas que nos parezcan válidas. Por último, Esencia divina duda de la posibilidad de una historia objetiva, pues la multidisciplinariedad necesaria impone una serie de limitaciones. Junto a estos están los que confían en la posibilidad de que la historia misma sea la encargada de depurarse, de críticarse a sí misma y describir los hechos de un modo imparcial. Así, Demian entiende la historia como un trabajo riguroso y científico, y Octaedro interpreta la historia como un proceso de análisis que puede llevarnos a conocer lo que realmente sucedió. Mensaje en una botella propone un interesante cambio de perspectiva, en el que sea la dignidad humana (y no la objetividad) el criterio que dirija el esfuerzo del historiador. También desde aquí hemos defendido la capacidad crítica de la historia. En este grupo, es también valiosa la anotación de El triunfo de Clío, que propone criterios como la diversidad de fuentes, la crítica o la capacidad de ensamblar unos sucesos con otros como criterios para diferenciar la historia llevada a cabo de un modo serio de la manipulación. Estas son, a grandes rasgos, vuestras ideas y opiniones. Para terminar, como la otra vez, ofrecemos un documento con citas (se incluye un interesante comentario de Sóter, sobre el que podríamos discutir en un futuro...) de todas las bitácoras. Espero que os guste, y que sirva para haceros una idea de todo lo que esta discusión ha dado de sí. -----