filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: Insatisfacción (de millonarios)

Insatisfacción (de millonarios)

Pero qué mal nos trata la vida... · Ideas y pentagramas


Una de las asombrosas características de la cultura capitalista es su voracidad: lo fagocita absolutamente todo. Y no sólo eso: asume las críticas convirtiendo a los que las formulan en iconos. Una manera, sin duda, de neutralizar su poder. El joven que gritaba su insatisfacción a los cuatro vientos es hoy un millonario, quizás menos insatisfecho que antaño. Eran tiempos en los que el rock era en sí mismo alternativo, casi contestatario, trastocado hoy en espectáculo de masas. Motivos para la insatisfacción, los ha habido siempre: hoy tantos como hace casi cuatro décadas. Que sean tan superficiales y pegadizos es una condición para el éxito en una sociedad de himnos generacionales. Y es que al margen del capitalismo y la crítica de la cultura hay otra pregunta un poco más profunda: ¿acaso no será la insatisfacción una categoría antropológica, una característica del ser humano presente a lo largo y ancho de toda su historia?

§ | Miguel | 23/Sep/2011 | 10:48 | Añadir comentario | Añadir trackback

Más anotaciones relacionadas

Un comentario a “Insatisfacción (de millonarios)”

» Escribe tu comentario

Saludos de nuevo miguel-,-ese jovencito insatisfecho lo era por ejemplo por tener que pagar impuestos, de ahí: The Rolling Stones - Exile On Main Street, pero no tomemos a un “icono” por icono; hoy ya nos hemos dado cuenta y hemos tomado conciencia de que the beatles y the rolling stones lo que querían era ganar dinero y hacerse famosos; y en ese “hacerse famosos” había un compromiso, aunque sólo fuera el de levantar faldas…el tema musical está de plena actualidad, aunque los poperos aflamencados no sepan ni quién era mick jagger, pero dice y decía cosas que iban más allá del “gran hermano” modificativo en el que la sociedad vive; se trata de la “información inútil”, por eso Jagger no encuentra satisfacción, bueno mejor dicho: no consigue satisfacción,, por eso seguro que quizás sí pueda ser una “categoría antropológica”, porque hace referencia a lo personal, pero a su vez se considera al individuo como anónimo, sujeto a “fines generales”; para mí estos iconos del pop-art son los sucesores de los viejos y nuevos poetas, entre la filosofía y la historia, como decía Aristóteles en la poética; aún no se ha tenido desde la “academia filosófica” lo bastante en cuenta ese hecho. Aquí dejo la traducción de un clásico que podría haberse escrito en la época arcaica de la filosofía y a Jagger lo habrían expulsado de Inglaterra, esta vez de forma definitiva, como a Hermodoro lo expulsaron de Éfeso:
“”Por favor, permíteme presentarme
soy un hombre de riqueza y buen gusto
Estuve por aquí durante un largo, largo año,
Robé el alma y la fe de muchos hombres

Y yo estaba cerca
cuando Jesucristo tuvo su momento
de duda y aflicción, me cercioré de que
Pilatos lavase sus manos y sellase su destino.

Encantado de conocerte,
espero que adivines mi nombre.
pero qué es lo que te confunde
es la naturaleza de mi juego.

Yo estaba alrededor de San Petersburgo,
cuando vi que era el momento de un cambio.
Maté al Zar y a sus ministros,
Anastasia gritó en vano.

Conduje un tanque, ocupé un puesto de general
cuando la Blitzkrieg rugía
y los cuerpos hedían.

Encantado de conocerte,
espero que adivines mi nombre.
Pero qué es lo que te confunde
Es la naturaleza de mi juego, oh sí.

Observé con alegría
cuando tus reyes y reinas
lucharon durante diez décadas
por dioses que ellos mismos crearon.

Yo grité: «¿Quién mató a los Kennedy?»
Cuando, en definitiva, fuimos tú y yo.

Permíteme que me presente:
soy un hombre de riqueza y buen gusto,
yo organicé trampas para trovadores
que murieron antes de que llegasen a Bombay

Encantado de conocerte,
espero que adivines mi nombre.
Pero qué es lo que te confunde
Es la naturaleza de mi juego, oh sí,
relájate, baby

Encantado de conocerte,
espero que adivines mi nombre, oh sí.
Pero qué es lo que te confunde
Es la naturaleza de mi juego.

Igual que cada policía
es un criminal,
y todos los pecadores son santos,
como las caras son cruces.
Sólo llámame Lucifer,
pues necesito un poco de moderación.

Así que si me encuentras, ten algo de cortesía,
ten algo de simpatía y un poco de buen gusto.

Usa toda tu bien aprendida «politesse»
o destruiré tu alma, sí,
Encantado de conocerte,
espero que adivines mi nombre.
Pero qué es lo que te confunde
Es la naturaleza de mi juego

§1 | Heracles | 26/09/2011 | 21:00

Escribe tu comentario

Trackbacks a “Insatisfacción (de millonarios)”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

-->