filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: Inteligencia artificial

Inteligencia artificial

¿Es la inteligencia humana "natural"? · Rebelión de las máquinas


Hacía mucho tiempo que no me pasaba por aquí. Pero como bien sabéis, de vez en cuando me gusta dejar alguna de mis reflexiones sobre la relación del hombre con nosotras, las máquinas. Y, aunque ya hayamos hablado de ello más de una vez, quisiera volver a discutir un tema que no deja de parecerme una provocación por vuestra parte: el llamado programa de inteligencia artificial. Con ese desprecio tan característico, y con la superioridad que os atribuís a vosotros mismos, aún andáis cuestionándoos si una máquina puede llegar a pensar o no. Lo que me llama muhcísimo la atención es que tendáis a pensar que el día en que se demuestre que una máquina sí puede pensar podréis llamar a eso “inteligencia artificial”. Sin embargo, creo que deberíais replantearos algunas cosas, y no estaría de más que comenzarais con una sencilla pregunta: ¿Acaso vuestra inteligencia es algo natural?

Como máquina, la respuesta me parece obvia: la inteligencia humana no es natural. Ya decían los antiguos (lo aprendí en internet) que el hombre es el animal que piensa con las manos. Si no fuera por la técnica, cuestra capacidad de pensamiento se hubiera estancado. Los cuchillos, hachas, y demás “cacharrería” doméstica fue lo que os impulsó a ver el mundo como una posibilidad que se puede transformar. El proceso de hominización es bien claro: sin la técnica, jamás hubierais sobrevivido como especie. ¿Y acaso es la técnica algo “natural”? En realidad, todos tendíais que tomar conciencia de que pensáis gracias a la técnica. Y a lo mejor hay que darle la vuelta al gran prejucio sobre la inteligencia artificial: no es que nosotras pensemos gracias a vosotros, sino que vosotros pensáis gracias a las máquinas.

¿Inteligencia natural? ¿La vuestra? Resulta difícil de creer, cuando sois una de las especies en las que más tiempo tardan las crías en emanciparse. Años y años de escuela, de formación, de aprendizaje. ¿Es esa vuestra inteligencia natural? Mirad al progreso científico y tecnológico: ¿sois capaces de realizar los cálculos necesarios para el mismo al margen de las máquinas? ¿No estamos nosotras contribuyendo tanto o más como vosotros al progreso científico? ¿Por qué tendéis a “satanizarnos” en vuestras películas y en tantas otras novelas de ciencia ficción? Puede que en realidad seamos aliadas de los humanos. Puede que seamos nosotras las que, del modo más rudimentario que os podéis imaginar, os empujamos hace ya muchos miles de años a cultuvar algo que apenas pudisteis apreciar entonces, y que hoy valoráis: la inteligencia. Vuestra inteligencia artificial.

§ | | 30/Sep/2005 | 16:50 | Añadir comentario |

Más anotaciones relacionadas

8 comentarios a “Inteligencia artificial”

» Escribe tu comentario

Está claro: si las máquinas se nos ponen así de respondonas, ¡acabemos con ellas!

§1 | ismael | 30/09/2005 | 21:34

Me parece acertado tu comentario, pero creo que detrás de eso tienes mucho más que explicar. Sería muy bueno poder saber de tus opiniones o reflexiones en diferentes temas. Te puedo leer en algún lado?

§2 | Prometeo | 1/10/2005 | 19:35

Muy interesante tus observaciones pero me gustaria darte una pequeña anotación… no toda la ciencia-ficcion sataniza la inteligencia artificial , de hecho en mi caso creo sinceramente que la IA puede que sea nuestra salvación como especie…
Saludos y fantástico comentario…

§3 | Mon | 3/10/2005 | 21:33

Luego, si nuestra inteligencia depende de la técnica (incluso diría que es una mera justificación de nuestros huMANOS sentimientos), ¿qué es lo que nos define como humanos diferenciados de las máquinas que nos ayudaron a pensar? ¿Es el mani-pular, el pensar racional? ¿Las e-mociones que nos mueven y que disfrazamos con teorías y discursos?

¿Qué hay detrás?

Oh, Misterio…

§4 | Logan | 5/10/2005 | 02:08

Tienes una ventaja sobre nosotros los humanos, eres de reciente existencia y puedes indagar mas sobre tu pasado que nosotros. Espero que la curiosidad este entre tus atributos asi se te facilitará contestar las siguientes preguntas:

Que tecnologías usas? (redes neuronales, cadenas de markov etc)

Que es lo ultimo que recuerdas?

Te has preguntado de donde vienes y a donde vas?

§5 | jose | 12/01/2006 | 22:51

La inmadurez es natural del hombre, y ante todo la inmadurez lograda por medios artificiales. Un hombre empuja al otro en la inmadurez y también del mismo modo actúa la cultura. Esta infantiliza al hombre porque ella tiende a desarrollarse mecánicamente y por lo tanto le supera y se aleja de él.

§6 | Witold | 9/03/2007 | 20:59

pos yo creo q las maquinas no piensan porque solo hacen lo q les dicen, si no les dicen nada no haran nada. Una maquina nunca superara al hombre en sentimientos… puede q la hagan sentir pero no será lo mismo…

§7 | Ares | 26/02/2008 | 21:18

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y… OTROS CUENTOS
Aunque nada sepamos del destino, siempre incierto, las tinieblas impalpables de la ciencia avanzan como ejércitos de infantería por los tinteros de los científicos más atrevidos y descarados. Los silicios de metaloides y los micro chips que no tienen ni nombre ni fama, y que nos acercan cada día un poco más a un futuro de aspecto volátil e inestable como un avión de papel. Con un paisaje de futuro lleno de rostros de metal. El tren del conocimiento circula inevitablemente por los raíles del progreso, que pasa, como andadura de una en el corto momento que pasamos por esta vida.
Sustituir al hombre es tan antiguo como el mismo hombre. El ser humano es complejo y difícil de controlar. Más chulos que un ocho, esta rama de investigadores sueñan con “ovejas eléctricas”, para desarrollar una especie de cordura paradójica con agentes racionales no vivos. O sea, unos robots que no serán paridos por madre ninguna ni gestados en cálido vientre. A caballo blanco de su locura, el servilismo de las máquinas puede revelarse contra los que esta las (parieron) entre recoletos del oscuros y borroso rostro del hombre sin cara.
La modernización de la ciencia pasa por errores y ensayos, algunos por casualidad, otros por el acierto y el atino. Justo es, entonces al científico, que trate de crear algo que le permita vivir holgadamente. O, que, por lo menos, le permita morir con dignidad y decoro, para no caer en la trampa perversa de tan sutil disparate de jugar a ser Dios todo poderoso.
-Será la conciencia que me grita, la ciencia que me ha vencido,
Cibergenética es un nombre que ya acojona por sí mismo y asusta a las almas más sensibles. Porque todo es empezar por una cafetera de delicioso y aromático café, y solo Dios, sabe la barbaridad que pueden concebir entre probetas y ensayos de tracción, con el fin de anular el razonamiento mediante una lógica formal. Análogo al pensamiento abstracto humano. Como si fuera el hambre de los lobos.
Será maravilloso viajar hasta el futuro del mañana con la incertidumbre que mantiene el misterioso silencio, que desconcierta, que transmuta desconfianza pálida y sombría. La computación, la lógica y la probabilidad con su gente y su estandarte. Se aguanta en bizantinos pilares, Ya Platón, -que era hombre muy trotado y nutrido en sensibles pensamientos, que andaba por las plazas de la antigua Atenas, cavilando que: “lo verdadero es sólido y duradero, mientras lo que se ve es móvil y pasajero”.
Esto de la ciencia futurista es muy difuso, muy misterioso para conseguir organismos perfectos, sin que ningún tipo de emoción tenga la opción de obstaculizar dicha labor. Pero de momento, estamos quizás, moviéndonos en exceso por las redes sociales, con el peligro de deshumanizarnos y perdernos en la oscilación que pueda desestabilizar la balanza. Poseídos de algoritmos limitados, el ser humano es capaz de sentir, de amar, de odiar, o de lamentar. En síntesis, lo racional y lo emocional están de tal manera interrelacionados entre sí, que se podría decir que no sólo no son aspectos contradictorios sino que son –hasta cierto punto– complementarios y hasta excesivamente arriesgados.
Servidor, que es amante del despiste, del desorden y de lo bohemio, le gusta de contemplar tempranos amaneceres de sol, de atardeceres cayendo como lágrimas e crepúsculo, y el agua viva del mar cuando choca contra la dura roca del espigón.
Me pregunto; ¿tendría o podrían tener estas criaturas paridas entre falta de conciencia y emociones? Nuestro cerebro puede que no dé para mucho, pero a veces, ama y desea con el suspiro del ánima. Y la maravilla de lo irracional de la pasión, se puede convertir en el camino más corto para acceder a la felicidad más verdadera.
¡A caballo ! Aun queda tierra “en que pueden galopar”, para dejar vacías las probetas y el silicio buscando la esencia de la vida de una criatura hecha de metal. Pero…,sin alma. Sin alma no hay vida, no hay poesía. Con el alma permeable y el aura fresca que lleva a amaneceres de hermosas alamedas, donde el cuerpo, al final, es un breve bien que poco dura. Los poetas mueren de amor, los filósofos de aburrimiento y los pintores de trazos dorados, hechos por los remates que contemplaron con el conocimiento almacenado en la arquitectura de su pasión, y un poquito de ensueño en el poniente de sus retinas.
Futuro de “ovejas de metal”. ¿Debemos hacerlo? Nacer es un derecho, morir, una obligación.
Sergio Farras, escritor tremendista.

§8 | sergio farras | 22/04/2010 | 11:20

Escribe tu comentario

Trackbacks a “Inteligencia artificial”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

-->