Pasar al contenido principal

La constitución europea

¿Indiferencia ante las próximas elecciones?
Diálogo + Bitácoras. Una iniciativa para el debate y la reflexión a través de los weblogsNo estábamos muy convencidos de que el tema propuesto para DialBit fuera a ser muy comentado por las bitácoras participantes. Y el tiempo ha ido confirmando nuestras sospechas. Parece que la Unión Europea no despierta mucho interés, aunque dentro de muy poco estaremos llamados a las urnas para votar sobre su constitución. Ya los comentarios que llegaron a la anotación inicial resaltaban el pasotismo generalizado y la dificultad de acceder a un texto alejado de la población civil, al menos en su extensión. El problema es que este tipo de decisiones configurarán nuestro futuro a medio y largo plazo... Las decisiones de la Unión ya nos afectan a todos ahora, y la progresiva integración indica que nos irán afectando aún más. Planificar una política económica y exterior común, o elaborar estudios y tomar decisiones de la política agraria es algo que no puede dejarnos indiferentes. Quizás aquí nos enfrentamos a algo muy característico de nuestra forma de ser: dejamos las cosas, no nos preocupamos demasiado por ellas... hasta que es demasiado tarde. Hasta que recortan nuestra cuota de tal producto en favor de este o aquel país, que no podemos rebajar el IVA de los libros o hasta que nos dicen que no es posible seguir subvencionando nuestros astilleros. Evidentemente, las consecuencias económicas y políticas de la integración son cada vez mayores, sin embargo nuestra participación y nuestro interés por estos temas sigue siendo más bien escaso. Quizás el mayor peligro de todos sea el de una Europa construida al margen de sus ciudadanos, bien sea porque estos no quieren interesarse por los asuntos de la Unión, o porque los textos de la misma nos parecen aún demasiado alejados de nuestra realidad cotidiana. Lo cierto es que esto es, sin lugar a dudas, un déficit de legitimidad tanto para la futura constitución como para la propia construcción europea. Dejar la política en manos de "los políticos" es muy propio de nuestras sociedades liberales, pero también entraña sus peligros. Esperemos que también desde las bitácoras se vaya fomentando algún tipo de debate o reflexión al respecto (aunque tampoco quede mucho tiempo para ello)... -----