Pasar al contenido principal

La enseñanza: un enfermo crónico

¿Por qué no funciona?
Alguien dijo hace un tiempo que en esta bitácora no hay nada de reflexión y que tan sólo aparece mi pa(d/r)ecer. Me hizo gracia eso de "padecer", y hoy me ha vuelto a la cabeza cuando he leído la noticia: nuestro País ocupa el lugar 26, según la UNESCO, en la lista de países del mundo en lo relativo a la calidad de la educación. El informe, en inglés, y su resumen, éste en español, lo dejan bastante claro: la situación mundial es muy deficiente, la española es desalentadora. La pregunta es inmediata: ¿cuáles son las causas de esta degeneración de nuestro sistema" A buen seguro hay tantas opiniones como lugares se puedan ocupar dentro del sistema: los alumnos culpan a los profesores, los profesores a los alumnos y a su entorno, y los padres (no todos, afortunadamente) piensan a menudo que los profesores no hacen bien su trabajo, y que les falta compromiso con los alumnos. Hasta el punto de que muchos padres desconfían de la labor diaria de los profesores, o incluso cuestionan sus decisiones. ¿Basta sólo con esto" Evidentemente, no, porque todos, antes o después miramos también a la administración... La educación termina así convertida más en una guerra, en una lucha entre grupos o clases, que en una institución social, que es lo que, entre otras cosas, debería ser. Esta guerra se ve acompañada además de algo curioso: la insatisfacción generalizada: ¿Está enferma la sociedad educativa" Si no, difícilmente se explica la tensión, el estrés o el alto índice de enfermedades psiquiátricas que se dan en esta profesión, y que, por cierto, se extienden a las familias. Cada vez los padres es estresan más, dudan sobre la adecuación de su labor como padres, y muchos niños comienzan a sufrir depresiones y estados de ansiedad cada vez a edades más tempranas. Mucho me temo que todo esto es un problema mucho más amplio y más complejo de lo que parece... Y es que en el fondo, y ahora voy a resolver la pregunta que planteaba, la culpa de que la educación no funcione la tenemos todos. Padres que no saben educar a sus hijos, o que desisten de tal tarea, y prefieren tenerlo contento cumpliendo todos sus deseos. O padres ausentes, que no están, porque esta vida les resulta demasiado complicada, y lamentan haber metido en este "embrollo" a sus hijos. Niños altivos, orgullosos y prepotentes, que desafían al profesor y la autoridad (al menos moral o cultural) que debería representar. Niños, en definitiva, que se ríen del sistema con la complicidad o la desesperación de los padres, ante la impotencia del profesorado (y también la de los asistentes sociales). Profesores (que también los hay) que no representan ningún ejemplo a seguir: quemados, que desprecian a los alumnos, o funcionarios apoltronados ante la seguridad de un suelo mensual. Y para terminar de cerrar el círculo, una clase política irresponsable, que aprueba una ley, como la LOGSE, que después no es dotada de los suficientes recursos (me refiero especialmente a los humanos). Una clase política que juega con la educación, aprobando 3 leyes distintas en menos de 15 años, como si fuera un lugar donde marcar el territorio. Si los alumnos se cagan en el sistema, los políticos mean en él para decir "aquí mando yo; soy el rey". Y así, entre medias, generaciones y generaciones de alumnos que van perdiendo lo que más debería valorarse en una sociedad: la cultura. En fin, que vivimos en una sociedad enferma que genera una educación enferma... P.D: no sé si lo de hoy es mi padecer o mi parecer. Si el que lo escribió sigue viniendo por aquí, puede darnos su opinión...

Está bien la reflexión. Algo bien incorrecto es que a la LOGSE le falten medios humanos ni de ningún tipo. El problema de la LOGSE es ella misma. Un ejemplo de medios humanos: en el año 1988 un centro de 600 alumnos tenía 36 profesores (era yo jefe de estudios). El mismo hoy tiene 592 alumnos y 72 profesores (este año he sido jefe de estudios y lo conozco bien). La culpa es del sistema educativo

¡Hola! Cuando hablo de recursos humanos, estoy pensando especialmente en los especialistas de alumnos con dificultades: inmigrantes con problemas de lenguaje, sordos, mudos, trastornos de comportamiento... Creo que la integración y la comprensividad de la LOGSE exige centrar muchos recursos humanos en este tipo de alumnado y no siempre se hace. A eso me refería cuando hablaba de falta de recursos humanos. Un saludo.