Pasar al contenido principal

La información y las bitácoras

Resumen de DialBit
Diálogo + Bitácoras. Una iniciativa para el debate y la reflexión a través de los weblogsCasi un mes después de lanzar el tema de DialBit, ya es momento de tratar de recopilar la opinión de las bitácoras participantes. Para ser sinceros, habría que decir que no es la opinión de todas ellas, sino tan sólo la de dos pequeñas bitácoras, pero no por ello menos válida que la de las demás. Puede que el "descanso" de la navidad no haya animado a participar a los que están apuntados a la iniciativa. Nosotros, de momento, seguiremos proponiendo más temas de reflexión antes que dar por terminada la propuesta. Pero centrémonos en el tema que nos ocupaba. Si os acordáis, tratábamos de discutir sobre los posibles efectos de las bitácoras dentro del mundo del periodismo. Desde The raging Che retomaron el tema propuesto y han enunciado varios argumentos a favor de las bitácoras frente a los periódicos: en primer lugar, es difícil tener el suficiente tiempo como para leer varios periódicos cada día. Sin embargo sí que es posible mantenerse informado leyendo varias bitácoras. De entre la enorme cantidad de bitácoras existentes surgirá la calidad, y las mejores se irán convirtiendo en referencias obligadas cuando queramos lograr información lo más objetiva posible. Además, hacen referencia a una herramienta que puede ayudarnos a realizar esta selección de información: los "feed readers". Gracias a ellos podemos estar al tanto de cuándo se actualizan las bitácoras, y también del contenido de las mismas a través de los titulares. Una inmediatez, en definitiva, impensable en la prensa tradicional. Si a todo esto le sumamos la interactividad que permiten las bitácoras, parece que esta nueva forma de publicación se irá extendiendo cada vez más frente a los medios tradicionales. Desde aquí hemos adoptado, quizás, un punto de vista complementario al anterior. Decíamos hace unos días que el hecho de que algo se publique en una bitácora no lo convierte de un modo inmediato en verdadero, y expresábamos nuestras dudas respecto a la posibilidad de que las bitácoras se mantengan al márgen de las presiones que aparecen en los grandes medios de comunicación. Como en tantas otras veces, todo dependerá de cada uno de nosotros, del esfuero y el tiempo que queramos dedicar a estar bien informados. Queremos agradecer a The raging che su colaboración, y esperamos que en próximos debates vaya subiendo el nivel de participación para hacer de DialBit una iniciativa más rica y plural. P.D: aunque quizás estas fechas no eran las mejores para escribir sobre este tema, no ha dejado de discutirse un artículo de Ignacio Ramonet, que ha sido comentado (entre otros) en libro de notas y en Ecuaderno

Me da la sensación de llegar tarde y de haber oído solo el eco de las campanas. Pero uno, ante preguntas tan sugerentes se desboca y da rienda suelta a sus desvarices. Frente a la sugerencia de The raging Che, diría que: sitios como El Almendrón (almendron.com) o Periodista Digital (periodistadigital.com) y herramientas como los agregadores RSS o los BuzzMaps de DiceLaRed, permiten leer periódicos (no bitácoras) diferentes en menos tiempo de lo que se invierte navegando por la blogocosa. Evidentemente, asumo que la pregunta se refería a leer online (siempre, blogs o periódicos). Si se trata de comparar online y offline, entonces la discusión es diferente (avisádmelo, que también me gusta hablar sobre eso). Para mí, indudablemente, el valor que aporta la lectura de blogs es el ciclo "lectura -> conversación -> inercia -> aprendizaje". Leyendo, participando, respondiendo, volviendo a responder, uno se mantiene informado, discute, adquiere una inercia de lectura e información, y termina asimilando mejor la actualidad y la opinión. Es una conversación, participando se aprende. No es mera lectura (caso de los periódicos). Respecto a la calidad de contenidos, creo que la Blogosfera española todavía está muy lejos de la anglosajona, y por ende, la calidad del contenido online en blogs es todavía bastante menor que la de contenidos en medios tradicionales (generalizando, claro). Excepción hecha de temas muy de nicho, como por ejemplo, la información tecnológica (casi no existía prensa tradicional en España que cubriera decentemente este área, así que la blogosfera lo tenía fácil!! Si la discusión continúa, volveré!