Pasar al contenido principal

Las meditaciones de Marco Aurelio

A algunos emperadores les dio por filosofar

Hace ya demasiado tiempo que no recomendamos ninguna lectura filosófica abierta "para todos los públicos". La propuesta de hoy es un libro que condensa algunas de las ideas más importantes del estoicismo: las Meditaciones de Marco Aurelio. De partida debería llamarnos la atención por una cosa: estamos ante uno de los pocos casos de emperadores y "grandes hombres" de la historia que se dedicaron a cuestiones filosóficas y que emplearon parte de su tiempo a las mismas. Resulta difícil imaginar a cualquiera de los presidentes del gobierno de cualquier país del G8 (o del G20, tanto da) empeñando parte de su vida en instruirse filosóficamente y elaborando textos personales al respecto. Con Marco Aurelio nos encontramos en la excepcional situación de que una de las personas con mayor influencia política de su tiempo ame la filosofía, y encuentre en ella una fuente de inspiración para su vida. Un autor atípico para una obra que puede leerse hoy con la misma actualidad que cuando fue escrita.

El contraste que se acaba de presentar entre la posición de Marco Aurelio y su inclinación hacia la filosofía es aún más marcado si nos aventuramos a leer las meditaciones: en contra de lo que cabría esperar, el emperador romano se muestra partidario de una visión estoica de la vida. Al tomarse la vida con filosofía (nunca mejor dicho), Marco Aurelio se aleja de las cuestiones políticas, militares o estratégicas. No escribe un tratado sobre el buen gobierno, o una serie de consejos para lograr mantener el poder durante más tiempo. No nos arenga a la búsqueda del honor o la fama. Su texto brilla por la sencillez de sus ideas, y por la humildad de la propuesta. Desenmascarando algunos de los valores más apreciados por la sociedad de su tiempo, Marco Aurelio presenta algunas de las ideas centrales del estoicismo: la fugacidad de la vida, la necesidad inscrita en la naturaleza, el peligro de la agitación de las pasiones y los deseos y la intrascendencia de muchos asuntos humanos. Todas estas ideas bullían en la cabeza de quien dirigía el imperio romano al final del siglo II. Cualquier parecido con nuestra realidad es pura coincidencia.

Al margen de las circunstancias históricas en que fue escrito y de la relevancia de su autor, las Meditaciones merecen la pena por ser uno de los compendios del estoicismo, corriente que a menudo aparece mezclada con conceptos de otras escuelas como el epicureísmo o el cinismo. Además, el estilo es sencillo y accesible: en ocasiones se trata de aforismos que resumen en unas pocas lineas la idea que nos quiere transmitir su autor. La propuesta de Marco Aurelio resulta especialmente adecuada para nuestros días: si él fue el gobernante de un imperio que se acercaba a su decandencia, nosotros vivimos inmersos en un proceso de incertidumbre en el que la palabra crisis va seguida en ocasiones de otros sustantivos más funestos. Las meditaciones de la obra de Marco Aurelio pueden servirnos de referente, no sólo para tomar una conciencia distinta de este tiempo que vivimos sino también para saber orientar nuestra propia vida. Tradicionalmente se ha incluido al estoicismo dentro de las filosofías de salvación, y sin duda esta obra de Marco Aurelio puede salvarnos un poco: de este mundo nuestro, de los poderes que nos moldean e incluso de nosotros mismos. A leer se ha dicho...

[...] Boulé » Las meditaciones de Marco Aurelio · Blog de boulesis.com · Filosofia, deliberacion y pen... boulesis.com/boule/las-meditaciones-de-marco-aurelio/ – view page – cached Boulesis.com Filosofía, educación, pensamiento [...]

Saludos Miguel;me suena a remedio metafísico lo que propones; de todas formas el estoicismo me ha pàrecido algo cínico siempre, pues basta un solo fallo para echar todo al garete; buscan la virtud en un sentido tan total y absoluto, que un hombre este gobernado por una disposición tal que, no sólo sea capaz de obrar rectamente, sino incapaz de obrar de otro modo, y eso lleva a que solo las acciones morales del sabio sean perfectas, para así dejarse llevar por el cosmos perfecto y sus leyes naturales; con esto se está desechando de un plumazo toda la toma de posición y de partido que nuestra sociedad nos exige.

Lo metafísico denostado ... Está de actualidad desde hace ya algún tiempo desconsiderar a la Metafísica. Ella que en su definición puede ser, la Filosofía universalizada, abarca todo y ninguna realidad le es ajena. Qué pena.