Pasar al contenido principal

No hay que abusar de Wikipedia

Por una "gramática" del hipertexto
WikipediaLa primera entrada que nos ofrece Google al buscar un número cada vez mayor de términos (tanto académicos como de otra mucha índole) es la de Wikipedia. Por la sencilla razón de que Wikipedia "encaja" con la visión de la red de muchos creadores de contenidos en la red (es colaborativo, abierto, participativo, etc), gentes que "por principios" entienden casi como una obligación moral el enlazar a Wikipedia. Y por si esto fuera poco (que no lo es), es el enlace más fácil de colocar: si buscamos un concepto cualquiera, tendemos a fiarnos de la aproximación wikipedica. El valor de su conocimiento ya ha sido discutido otras veces (podeis pinchar, más abajo, en alguna de las entradas relacionadas) pero hoy quisiera, al hilo de esta práctica común, introducir un tema de debate que no siempre es discutido: la necesidad de cuidar el hipervínculo. Se nos dice por doquier que el hipertexto es una de las grandes posibilidades de la red, y que los vínculos son el futuro de la escritura y el pensamiento. Y nadie puede negar que la posibilidad de aludir a otras páginas y bitácoras es una forma de enriquecer el discurso, de dotar al texto de algo que es mucho más que un adorno. Y aquí está la paradoja: si el hipervínculo debería enriquecer el texto, quizás enlazar siempre a Wikipedia sea una forma de empobrecerlo, de uniformarlo (al margen de la discusión sobre el poder que va acumulando la enciclopedia libre). Es necesaria, a mi entender, una gramática del hipertexto. Conocemos su sintaxis (las etiquetas html básicas pueden ser fácilmente utilizadas gracias a bitácoras y editores de html), también su semántica. Pero fallamos en la pragmática del hipertexto, es decir, en su uso. Hay unas cuestiones básicas que todos los que escribimos y enlazamos deberíamos tener en cuenta antes de tirar del consabido enlace. Voy a resumir algunas de las que me parecen más importantes:
  • ¿Quiénes son nuestros lectores habituales" ¿Quién va a leer el texto con una mayor probabilidad"
  • ¿Qué texto queremos enlazar" ¿Será suficientemente significativo como para que el lector intuya la información a la que va a acceder"
  • ¿A qué página estamos dirigiendo a nuestros lectores" (pregunta que por cierto deberá responderse teniendo en cuenta la primera...)
  • ¿Qué queremos conseguir con ese enlace"
Contestar estas sencillas preguntas nos puede llevar a enlazar una u otra página. Si queremos dar sólo una introducción a un autor o concepto (fijándonos, por ejemplo, en la última pregunta que planteaba), no es lo mismo querer dar una primera descripción del concepto (para lo que podemos usar Wikipedia) que enviar a nuestros lectores a una página donde el mismo término aparece ampliamente desarrollado. O enlazar, por ejemplo, un artículo especializado sobre el tema (en cuyo presupongamos, quizás, que nuestros lectores sacarán provecho de ese artículo, y son también especialistas en los temas de los que hablamos). La conclusión de todo esto es bien sencilla: lo más fácil (la forma que menos esfuerzo exige) a la hora de crear contenidos es tirar de Wikipedia (sin entrar a discutir, como decía, su fiabilidad). En este caso, una utilización inadecuada del hipertexto terminará por anular sus posibilidades: si todos sabemos que tal palabra enlazada nos llevará a Wikipedia, quizás prefiramos no dejarnos llevar por el hipertexto, que no nos descubrirá nuevos contenidos, sino una fuente de referencia que todos sabemos que está ahí. No quiero decir con esto que esté en contra de Wikipedia, sino tan sólo hacer una pequeña llamada de atención a todos los que escribimos y publicamos: no abusemos de ella, y explotemos en todas sus capacidades el hipervínculo. En fin, que a ver quien se anima a ir creando una pequeña gramática del hipervínculo. Entradas relacionadas:

Un tema muy interesante el que planteas de una "gramática" o retórica o pragmática o semántica del enlace. O todo junto. Estoy de acuerdo en lo previsible que puede llegar a ser un vínculo a la Wikipedia, pero en gran parte de las ocasiones me parece una buena fuente de información para iniciarse en un tema y ampliar una entrada en un blog con una lectura que para algunos usuarios será prescindible, pero que para otros puede llegar a ser muy relevante.

Me doy por aludido, Miguel, aunque no haya sido tu intención, porque suelo incurrir en esta práctica. Ciertamente, es fácil caer en el pecado de abuso de los enlaces a la Wikipedia, porque son muy cómodos y las búsquedas en Google los presentan en primerísimo lugar. Yo añadiría otro motivo de inclusión: que los artículos de la Wikipedia envían, a su vez, a fuentes de información, que en muchos casos (aunque no en todos) son muy fiables. Además, las entradas de la Wikipedia tienen una estructura fija que ayuda a los interesados a encontrar el contenido. Una pragmática del enlace (y así vamos desarrollando el proyecto de González Serna) no sólo debiera contemplar el horizonte de expectativas de los lectores, como tú apuntas, sino también la naturaleza textual de los sitios web a los que aquél remite. Además, si el bloguero es constante en sus maneras de escribir, llegará un momento en que la constelación de enlaces que incluye en sus textos se constituirá en un rasgo de estilo, en un signo de identidad del blog. Pongo un ejemplo: en mis reseñas sobre películas, suelo incluir enlaces de varias fuentes, entre ellas la Wikipedia (sobre todo en inglés), la IMDB y La Butaca, y cuido de que el atributo "title" los describa. Cualquier lector regular de La Bitácora del Tigre, al ver los enlaces, entra en un juego de referencias perfectamente conocido.

Muy interesante el debate. Muchas veces he descubierto páginas útiles a través de los enlaces de los posts que leo y si todos enlazaran a la wikipedia, sería menos enriquecedor. Hay que pensar en la audiencia, como tú dices.

El tema va más allá de Wikipedia sí/no, o de si es el punto correcto al que enlazar. Incluso no creo que pasa por pensar en uno u otro destinatario. El tema, sencillamente, es ¿cuándo enlazar? Uno no puede saber quién leerá lo que ponemos en la red. Seguramente, tenemos un cierto tipo de lector en mente, pero cualquier otro puede llegar, y probablemente, esa "autoselección" sea más fuerte que lo que intentemos -salvo que contemos con insospechados recursos publicitarios. Así las cosas, la reflexión estará dada entre lo que es el "en sí" de nuestro artículo/página/sitio -tómese lo que corresponda-, y no en función de receptores. (Esto es internet, y no una clase). Entonces es que uno se pregunta por los hipervínculos. Una aproximación sencilla nos lleva a detectar dos primeras razones para su uso: a) razones de navegabilidad; b) razones de aclaración. El típico vínculo de navegabilidad es aquel que nos conduce a otras páginas o lugares del mismo sitio/documento. Actúa cómo un menú, y no creo que sea más significativo su análisis. Ahora el hipervínculo que supone aclaración -u ampliación, etcétera- es aquél que necesita reflexión. Tras unos cuántos años como usuario -y también como trabajador "en" la red- he llegado a la conclusión de que cuántos menos vínculos, mejor. ¿Por qué poner un enlace cuando escribo "Aristóteles"?. Si la persona sabe de quién hablo, no lo necesita. Si la persona ignora de quién hablo, y le interesa averiguar, deispone de búscadores y sitios para sacarse sus dudas. (Hablo obviamente del pseudo omniscente Google y de la referida Wikipedia, pero también de tantos otros recursos que se hallan por ahí). Así las cosas, el único enlace que aún me parece pertinente, es cuando enlazamos a un documento que "en sí" supone no una aclaración u ampliasción, sino un recurso. Sigamos con el ejemplo, escribo Aristóteles, y no lo enlazo, pero pongamos que estoy hablando de la Metafísica, y tengo un enlace a un sitio del que descargar el texto de la misma, así que opto por poner un enlace que permita al lector acceder allí. Es un punto de vista, un tanto restrictivo tal vez, pero prefiero que en el mundo de la red halla menos cosas de las que puede imaginar mi filosofía, porque, por cierto, ya hay demasiadas.

[...] o imágenes. Es una labor que requiere su tiempo; no se trata de linkear alegremente sino que todo enlace debe responder a unas razones. Se trata del hipertexto, definido por la RAE como el texto que contiene elementos a [...]

[...] este concepto se escribe mucho en Internet y por aquí ta hemos argumentado en favor de una gramática del mismo: se elimina su eficacia si seleccionamos los enlaces al azar. ¿Pensaríamos que es un buen libro [...]