Pasar al contenido principal

¿Qué es una vida sana?

A partir de las sanas recomendaciones para conservar la salud
Vida sanaSi la medicina no es una ciencia exacta, algunas de sus ramificaciones son aún más dudosas. No hay enfermedades sino enfermos, como si el universal socrático y platónico no tuviera nada que ver con la ciencia de la salud de la que tantas veces hablara Aristóteles. A las mismas causas no siempre le siguen los mismos efectos, y tampoco se puede garantizar que un tratamiento determinado sea todo lo efectivo que se espera. En fin, que no hay certidumbres ni seguridades en lo que al funcionamiento de nuestro cuerpo y el mantenimiento de la salud respecta. Pero más inseguridades aún (y sospecho que modas relacionadas indirectamente con tendencias del mercado) nos encontramos si rascamos un poco en el complejo mundo de la nutrición y los hábitos sanos de vida. Aquella frase de Nietzsche ("lo que no me mata me hace más fuerte") no se puede aplicar en este caso cuando lo que comemos o lo que dejamos de comer (y el ejercicio que hacemos y dejamos de hacer) nos va matando poco a poco. Cuando creamos tendencias dentro de nuestro cuerpo que terminan provocando enferemedades más o menos irreversibles.

Lo de menos es si los alimentos engordan o no, o si hace que nos aumente el culo o los michelines. Este tipo de argumentos pueden servir a todas esas revistas fijadas en una apariencia y una belleza que ellas mismas inventan. Nos debería interesar más, mucho más, cuáles son los hábitos sanos de vida. Qué comer, cuándo y cuánto, cómo y cuánto descansar... Ignorando también en este caso las revistas que más que divulgativas son vulgares, lo cierto es que las recomendaciones de los propios médicos (o de los organismos institucionales y oficiales correspondientes) son tan confusas como plurales: tan pronto el pescado azul debe ser el rey de la dieta, como puede ocurrir que en apenas unos años se hable de los maravillosos efectos del pescado blanco. Los huevos estuvieron proscritos de la dieta, y hace poco se oyó (y algunos médicos lo dicen) la conveniencia de incluirlos en la alimentación semanal. Carnes rojas y blancas, y modos de cocinar parecen estar sujetos al capricho de los tiempos y las investigaciones. Basta cualquier estudio de una universidad, para que las verdades saludables del ayer sean los mensajes prohibidos del presente.

Algo parecido sucede con los hábitos saludables: el tipo de ejercicio y su duración se ve sometido a la escuela a que pertenezca quien nos aconseja. En su día hizo auténtico furor la carrera continua (footing, jogging, cualquier cosa que se diga en inglés resulta atractiva). Pero claro machaca las piernas, e incluso hay quien dice que no es bueno forzar al corazón. Donde esté la natación que se quite lo demás. Aunque claro, la humedad de la piscina puede provocar dolencias reumáticas. Parece ser que con andar cada día es más que suficiente. Andar, sí, ¿pero cuánto" Lo ideal debe estar entre los 30 y los 60 minutos. En fin, todo son hábitos sanos de vida, que ya vienen recomendados hasta por el Ministerio de sanidad. Y no es un asunto meramente político: la propia OMS ha ido modificando sus recomendaciones, tal y como los propios médicos suelen contar en sus consultas. ¿Son sus decisiones "científicas"" ¿En qué sentido" ¿Cuántos estudios y de cuántas instituciones son tenidos en cuenta" ¿Se consideran también variables del mercado, como las consecuencias que puede tener en la producción la recomendación o la prohibición de un producto" Difíciles preguntas, supongo, que quizás algún médico (si hay alguno en la sala, que deje su opinión) pudiera ayudarnos a contestar. Y todo en el fondo para saber alumbrar la pregunta que preside la anotación de hoy: ¿Qué es una vida sana"

Quería hacer una sugerencia. Si se me permite. conozco "las 20 películas más filosóficas en boulesis". No sé si tienes algo parecido con novelas o libros filosóficos de divulgación. Creo que no. Soy profesor de filosofía y con motivo del plan de fomento de la lectura estoy pensando qué novelitas o libros filosóficos para adolescentes podía sugerir para que los alumnos elijan. Quizás entre dentro del estilo de esta página el abrir una sección de ese tipo para proponer tú algunos libros o para proponerlo a tus lectores y que la gente sugiera algunos. En todo caso, te parezca pertinente hacerlo o no, gracias por esta página.

Yo creo que está claro, vida sana es la que te hace morir de un ataque de salud, la que te vende todo tipo de productos, la que hpócritamente te dice que tienes que ir al gimnasio cuando no trabajes o que hagas una gimnasia absurda en el trabajo mientras trabajas. Es decir, yo creo que, al contrario de lo que decía al principio, no está nada claro, ero el mercadeo y los intereses farmaceúticos y de multinacionales de todo tipo están intentando definirla. Que se encarguen ellos porque, como dices, lo cambiarán al poco de tiempo.

La vida SANA podemos resumirla en : Alimentación correcta,equilibrada y variada. proporción entre consumo y gasto energético, ejercicio físico moderado, descanso, higiene, correcta actitud postural, no consumir sustancias que te perjudiquen a corto o a largo plazo,salidas a la naturaleza, tranquilidad , sosiego y disfrutar de todos los placeres de la vida que no dañen tu organismo.

¡Saludos! Gracias por tu propuesta Loiayirga. Estamos con esa idea en la cabeza desde que terminó el concurso de las películas, pero con el tema de la reforma de la página lo teníamos aparcado. De todas formas, he hablado con el programador del sitio, y nos hemos comprometido a lanzarlo a la vuelta de vacaciones (sacarlo ahora sería inútil, el tráfico por esta página baja muchísimo y podría participar menos gente). ASí que si nos sigues visitando en enero podrás participar en el concurso y proponer tus popios títulos. En cuanto al tema de la anotación, Miriam, el problema es que nunca está nada claro qué es una "alimentación correcta". ¿Qué es lo correcto en lo que al comer se refiere? ¿Pescados, carnes, huevos...? ¿Qué tipo de verdura? Hablas también del ejercicio físico moderado: lsa fórmulas, teorías y consejos sobre qué es ese ejercicio físico moderado se reproducen como setas. ¿Cuánto tiempo? ¿Qué tipo de ejercicio? Ese el problema: si revisamos las campañas de salud (que por cierto, proliferan en los últimos meses a través del ministerio de sanidad), podríamos encontrar consejos y mensajes de lo más diverso.