filosofía, deliberación y pensamiento

Boulesis.com · Página inicial · Filosofía, deliberación y pensamiento
Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: Razón, muertos y violencia

Razón, muertos y violencia

Ecos olímpicos (I) · Filosofía


El pasado fin de semana se ha celebrado en la Universidad de Salamanca la final de la VI Olimpiada filosófica. Se pudo seguir en Twitter, pero no está de más ampliar un poco más la discusión e ir desgranando algunas de las ideas que se han debatido durante estos días. Comenzamos con la conferencia de Fernando Savater, titulada Teoría de la guerra y de la paz. En su conferencia, Savater fue repasando algunas de las causas de la violencia así como la presencia de la misma en diferentes sociedades. Entre todas las ideas que presentó me llamaron la atención especialmente dos: una reflexión que basculaba entre la razón y el deseo y otra de tipo demográfico, que situaba de forma esperanzada en el cambio de siglo un momento de transición hacia nuevas sociedades. Dos ideas sugerentes, y que pueden servirnos de aperitivo para irnos haciendo una idea de cómo fueron los primeros compases de la VI Olimpiada filosófica.

El primer planteamiento fue meridiano: todos sabemos, vino a decir Savater, que la violencia no compensa, que es un desastre social y que sus efectos no son positivos. Sin embargo, argumentaba, nos encontramos en uno de esos ejemplos en los que sabemos qué es lo bueno y, sin embargo, nuestra voluntad nos empuja hacia lo malo. La razón choca con el deseo: sabemos que la paz es preferible a la guerra, pero no lo queremos. Y no porque seamos belicistas y agresivos, sino simplemente porque se “cruzan” otra serie de factores, intereses… que abren un abismo entre el conocer y el desear. La presentación de Savater me trajo a la cabeza el dilema del prisionero: queremos un resultado, pero terminamos en otro, peor para todos y no deseado al principio. Algo que nos puede hacer dudar incluso de que sepamos que la paz es preferible: no faltarán quienes prefieren un mundo violento y agresivo a un mundo en paz, sencillamente porque les viene mejor, les ofrece unas consecuencias sustancialmente preferibles. No es sólo que sepamos qué es el bien y no seamos capaces de quererlo: probablemente no nos podríamos de acuerdo en que la paz es un bien. ¿Lo es a corto o a largo plazo? ¿Beneficia a todos por igual o también perjudica? ¿Puede la violencia salir “rentable” en contextos en los que todos los individuos acuerdan renunciar a ella? Como se ve, de la idea que expuso Savater no para de salir más preguntas que se podrían ir debatiendo.

El segundo argumento que me pareció llamativo es el demográfico. Según comentó el filósofo donostiarra, los estudios demograficos preven que a finales de este siglo, por primera vez en toda nuestra historia, haya más personas vivas que muertas. En su opinión, uno de los orígenes de la violencia está en tener muchos muertos bajo nuestros pies: la historia es una manera de recordar también el horror y las rencillas, y los muertos pesan mucho en la política internacional. Las relaciones entre los países y las gentes están condicionadas por lo que sus antepasados respectivos se hicieron entre sí. Este peso de los muertos nos lleva al odio, a la violencia. Quizás sólo en un mundo en el que los muertos sean minoría pueda ir debilitándose esta perniciosa influencia. Con más vivos que muertos sobre el planeta pueden darse las condiciones para ir superando las cuentas pendientes, para dejar de invocar las batallas del pasado, y poner todos los esfuerzos necesarios para construir un mundo en paz. El argumento es tremendamente original, pero al escucharlo me surgió una duda: no son los muertos los que hacen la política sino los que viven. Somos nosotros los que apelamos a ellos para justificarnos. Un mundo con más vivos que muertos podría ser también un mundo con más seres dispuestos a utilizar a sus muertos como justificación para sus actuaciones violentas. ¿Un mundo más violento o más pacífico? ¿Cómo será el cambio de siglo? Algunas cuestiones “olímpicas” para comenzar la semana

§ | Miguel | 4/Abr/2011 | 13:15 | Añadir comentario | Añadir trackback

Más anotaciones relacionadas

6 comentarios a “Razón, muertos y violencia”

» Escribe tu comentario

La no violencia sería lo deseable. Pero para ello es necesario que impere la justicia. Porque si no, la no violencia de unos, contribuiría al régimen de violencia y opresión de otros.

Qué debería de hacer un pueblo, o una persona, cuando es víctima de la injusticia, de la violencia o del terror. Pedirle que aguante indefinidamente dicha situación parece una inmoralidad.

Desgraciadamente, y en algunas situaciones, es necesaria la violencia. Eso sí, incluso en esas situaciones, habría que minimizarla, pero insisto, es necesaria ejercerla.

Yo aquí le daría la vuelta a la frase que dice: “ …. no faltarán quienes prefieren un mundo violento y agresivo a un mundo en paz, sencillamente porque les viene mejor, les ofrece unas consecuencias sustancialmente preferibles” y la sustituiría por: “ no faltarán quienes prefieran un mundo en paz ( presuntamente), sencillamente porque les viene mejor el sufrimiento de los “otros”, les ofrece unas consecuencias sustancialmente preferibles”.

Creo que el argumento de Sabater está equivocado. Tal como él lo plantea parece que la elección se realiza entre un bien (la paz) y otros factores e intereses. Pero no tiene por qué ser así. La elección muy bien pudiera ser entre un bien (la paz) y otro bien (la justicia).

Un Saludo

§1 | elias | 5/04/2011 | 08:40

¡Hola Elías!
Puede que esté caricaturizando el planteamiento de Savater o quizás orientándolo mal al acercarlo al dilema del prisionero. Lo que él sí dejó claro es que la violencia es un mal frente a la paz, y que cualquier ser racional se da cuenta de que la paz es preferible. Y sin embargo, a menudo elegimos la violencia. Sabemos qué es el bien, y elegimos el mal. Así somos…

Tu planteamiento del problema (elegir entre dos bienes, paz y justicia) va, desde luego, más allá de la conferencia, pero en cierta forma guarda relación con el argumento “demográfico”. En cierta forma, cuando guardamos las cuentas del pasado es porque creemos que es justo que así sea. Hace un tiempo apareció por aquí una anotación al respecto. Elías, el año que viene tienes que animarte a ir a la final de la olimpiada ;)
¡Saludos!

§2 | Miguel | 6/04/2011 | 07:26

!Hola Miguel!

El problema, para mí, es considerar que la paz puede darse sin la justicia.Si no, entonces,se convierte en puro y mero entregismo.Efectivamente,la violencia es un mal frente a la paz, pero siempre y cuando, la paz implique justicia.
Es como si se les dijese a los Judíos, cuando estaban siendo exterminados por los Nazis, que la violencia es un mal frente a la paz.Por supuesto que sí, pero es que la situación en que vivían los judíos no era justa, y por lo tanto, no había paz.
Por supuesto que la paz es preferible a la violencia cuando no hay injusticias. En caso contrario, simplemente, no se puede hablar de paz.

Por cierto, no existe el bien ni el mal, considerados en abstracto.

Un Cordial Saludo

§3 | elias | 6/04/2011 | 08:26

Saludos:
Concuerdo con Savater, el hombre siempre busca el bien percibido. Cuando busca la violencia es por que la percibe como un bien, aunque sea un bien personal y efímero, sin ver las consecuencias y el efectivo mal que se genera. El bien de la paz se ve como algo lejano e inalcanzable, no hemos podido convencernos de que si es un bien. Es más fácil ver el “bien” inmediato en la violencia, si violento a alguien gano algo para mi que de otra forma me costaría más trabajo adquirir. Sin pensar en que esto genera más violencia y se va en contra del imperativo categórico de Kant, si yo violento a alguien puede venir otro a violentarme, si yo respeto espero que los demás me respeten, como una máxima o ley universal.
Faltaría ver los beneficios de un mundo en paz, y compararlos contra los “beneficios” de un mundo en guerra, de un ámbito tanto personal, como comunitaria y global, y de una forma realista, creíble y objetiva. Que la gente que genera la violencia pueda realmente convencerse de que lo que más le conviene es la paz y que este es su mayor bien.

§4 | Luis | 7/04/2011 | 14:37

No entiendo muy bien el argumento de que el hombre siempre busca el bien percibido, y cuando busca la violencia es porque la percibe como un bien, aunque sea un bien personal y efímero, sin ver las consecuencias y el efectivo mal que se genera.
Y no lo entiendo por varias razones:

1.-Cuando muchas personas lucharon contra el régimen del terror nazi o comunista sabiendo que en ello les iba su vida, decir, que era por la conquista de un bien personal y efímero, me parece un insulto a las víctima que entregaron su vida por los demás.

2.- Decir que cuando el hombre busca la violencia es porque la percibe como un bien, aunque en realidad no ve las consecuencias y el efectivo mal que produce, en realidad, lo que se está diciendo es:

- Que el problema del bien es un problema de conocimiento (visión intelectualista). Y considerar el problema desde este prisma conlleva una visión errónea de lo que es ser persona. Porque el hombre no se reduce a su razón. El hombre es una unidad psico-orgánica conformada por tres dimensiones: intelectiva, emotiva y volitiva. El problema del bien afecta a la persona en sus tres dimensiones, y no sólo, en la intelectiva.

- Decirles a las víctimas del holocausto o de los llamados “pueblos crucificados”( término utilizado por Ignacio Ellacuría para hacer referencia a la situación de muchos pueblos en Sudamérica) que no hagan uso de la violencia porque en el fondo no son conscientes de las consecuencias y del efectivo mal que se produce, y por lo tanto, lo mejor que podrían hacer es seguir sufriendo dicha situación, o en su defecto, leer la ética Kantiana(rigorismo a todas luces detestable), bueno, pues en fin………

Efectivamente, sería deseable que la gente que genera la violencia pueda realmente convencerse de que lo que más le conviene es la paz y que este es su mayor bien. ¿Pero que ocurre si no se convencen? Los dejamos que persistan en su error (es decir, que sigan masacrando, violando o torturando) o los “convencemos a la fuerza”.

Un Saludo

§5 | elias | 8/04/2011 | 08:55

Escribe tu comentario

Trackbacks a “Razón, muertos y violencia”

Para marcar una referencia o hacer un trackback a esta anotación utiliza esta URL

Enviado desde Boulé » El origen de la violencia · Blog de boulesis.com · Filosofia, deliberacion y pensamiento :

[...] Además WordPress Estás en Boulesis.com > Boulé > Anotación: El origen de la violencia « Razón, muertos y violencia [...]

-->