Pasar al contenido principal

Sonata para perdedores

Una novela repleta de filosofía

El pasado verano leí Sonata para perdedores, novela escrita por José Manuel Campillo Ortega, profesor de filosofía. El argumento parte de una plácida partida de ajedrez que tendrá una consecuencia inesperada: Jaime le contará a su amigo, Arturo, un oscuro episodio de su pasado. De esta manera, el relato principal es un gran "flashback" en el que se nos van revelando las circunstancias que llevaron a nuestro protagonista a una situación muy delicada, de la que llegará a depender la vida de una tercera persona. Una trama de intriga en la que se va desvelando que las cosas no siempre son como parecen y que a menudo podemos llegar a comprometernos a realizar acciones cuyas consecuencias son impredecibles. Y todo ello con una ciudad como Florencia que no se conforma con ser una mera localización sino que se convierte casi en un personaje más de la novela.

La acción arranca unos años atrás, cuando Jaime decide abandonar su trabajo como profesor y viajar a Florencia, con la intención de gastar allí todo su dinero y acabar con su vida. Sin embargo, la vitalidad de Florencia y su afición por el ajedrez le empujan a seguir con vida y a apostar en una partida algo que no sabe si podrá cumplir. En contra de lo esperado, pierde y se verá obligado a cumplir con su promesa, aún a riesgo de convertirse en un criminal. Como se ve, el argumento está lleno de situaciones en las que los personajes se ven obligados a tomar decisiones morales, y son varias las teorí­as éticas que desfilan entre las líneas de Sonata para perdedores. Por si esto fuera poco, el libro está escrito en primera persona, de manera que la intimidad de Jaime, su protagonista, queda al descubierto, y el lector puede seguir todas sus reflexiones y sentimientos. La instrospección sirve así de vehículo para adentrarnos en la vida de Jaime, en sus frustraciones, pasiones, miedos y emociones.

No quisiera arruinar la novela a quien quiera leerla, así que no voy a contar más detalles del argumento. Sin embargo, sí hay que resaltar la significación filosófica de la misma. El monólogo interior que predomina en muchos momentos nos sirve para lanzar puentes con algunas corrientes psicológicas clásicas, especialmente con el psicoanálisis. José Manuel Campillo nos muestra los resortes internos de su protagonista, lo desnuda ante el lector, apareciendo ideas ocultas, deseos insatisfechos... un magma de aspectos que se esconden bajo la arquitectura aparentemente racional de todo ser humano. Por si fuera poco, aparecen los conflictos morales que van arrinconando a los personajes de la novela, hasta obligarles a hacer lo que no quieren, en una rocambolesca partida que termina de un modo inesperado. El juego se mezcla con la vida, aunque las consecuencias no tienen nada de lúdico. Los dilemas morales se plantean de una manera literaria, pero no es difícil imaginar escenarios reales en los que los valores que pesan en la balanza son similares a los que propone la novela. A raíz de la lectura contacté con José Manuel, que amablemente contestó algunas preguntas alrededor de la novela y accedió a compartir una guía didáctica que ha elaborado para trabajar en clase con alumnos de 4º de ESO. A modo de conclusión, ofrecemos estos materiales a continuación:

deseo mucho poder leer esta novela! se ve muy interesante... ya que lo filosofia es un tema que me gusta mucho.

[...] privilegio de dialogar en clase con el escritor murciano José Manuel Campillo acerca de su libro Sonata para perdedores, cuyo contenido es muy pertinente para la asignatura de Educación [...]

[...] en su versión Kindle a un precio un tanto más econónimo). Se trata de su segundo libro: la novela Sonata para perdedores ya fue comentada aquí en su día. En esta ocasión hay un claro cambio de registro: abandonamos la [...]