Pasar al contenido principal

Verdad e institución

¿Es posible que la verdad se mantenga y se extienda sin perder su valor?

Cuando la verdad se institucionaliza, se pierde. La frase puede sonar muy contundente: es casi un sentencia de muerte a la verdad. Da la sensación de que bajo el afán de conocimiento del ser humano latiera también un ansia de dominación. Aunque pueda implicar una traición a la verdad, el propio interés puede terminar imponiéndose sin reparar en las consecuencias que esto pueda tener. Es casi "trágica" la tensión que puede afectar a cualquier valor: queremos preservarlo y para ello creamos instituciones que velen por él. Al inicio, es una manera de mantenerlo, de garantizar su pervivencia. Con el paso del tiempo, aquello que se creó para proteger termina destruyendo, sin que ni siquiera lleguemos a tomar conciencia de ello. Los seres humanos se juntan y organizan con fines que caen en el olvido. Es el momento de la obligatoria reforma, el cambio: o la verdad y el valor o la institución. Sólo puede quedar uno. Porque no es posible conservar la hipocresía y la mentira junto a aquello que originalmente dio lugar a nuevos proyectos sociales y culturales.

Pongamos algunos ejemplos: supuestamente, el saber y la educación son valores de nuestra civilización. Las universidades medievales nacieron para preservar el conocimiento. Las revoluciones industriales impulsaron la creación de sistemas educativos que formaran al futuro personal cualificado. El siguiente paso nos resulta conocido: la educación como derecho. ¿Diríamos hoy que los diferentes sistemas educativos preservan el saber" ¿Es la universidad la transmisora del conocimiento" Y no miremos sólo a las instituciones: suelen estar formadas por personas, por lo que las responsabilidades deberían repartirse. Vayamos más allá de la educación: sindicatos y partidos políticos. ¿En qué nos recuerdan los sindicatos de hoy a los valores y las ideas rectoras que llevaron a su fundación hace ya unas cuantas décadas" ¿Dónde queda la posible "verdad" de los partidos políticos que viven dominados por las jerarquías y los juegos de poder entre familias" Hay verdades en el socialismo y en el pensamiento liberal que deberían mantenerse e incluso llevarse a la práctica: ¿son conscientes de ello los partidos que dicen representar estas corrientes"

Del problema de la "institucionalización" no se salva nadie: en las grandes religiones aparecen muchos ejemplos de la pérdida del valor original. Independientemente de las creencias personales, en algunos aspectos hay un contraste claro entre lo que es hoy el cristianismo y lo que debió ser en sus inicios, a juzgar por las referencias que nos ofrece la historia. En estos veinte siglos ha habido un proceso innegable de intelectualización y politización. La "consolidación" es también "petrificación" y la verdad se convierte en dogma: su cuestionamiento resulta comprometedor a no ser que sean "las autoridades" la instancia desde la que se promueve una "actualización" o "interpretación". Una vuelta de tuerca al credo político, sindical, social o religioso: todo se justifica apelando a que los tiempos cambian. Donde dije digo, digo Diego transustanciando la verdad. La paradoja del valor y la verdad se ha venido repitiendo a lo largo de la historia: para preservarla se institucionaliza y al institucionalizarla se adultera. ¿Existe alguna escapatoria para este círculo vicioso"

[...] Boulé » Verdad e institución · Blog de boulesis.com · Filosofia, deliberacion y pensamiento www.boulesis.com/boule/verdad-e-institucion – view page – cached Boulesis.com Filosofía, educación, pensamiento Tweets about this link Topsy.Data.Twitter.User['boulesis'] = {"photo":"http://a1.twimg.com/profile_images/20816962/boulesis_logo_normal.png","url":"http://twitter.com/boulesis","nick":"boulesis"}; boulesis: “Verdad e institución: Cuando la verdad se institucionaliza, se pierde. La frase puede sonar muy contundente: es ca... http://bit.ly/d6IMht ” 23 minutes ago view tweet retweet Filter tweets [...]