Pasar al contenido principal

Y ahora, ¿qué?

¿Tenemos pánico a la democracia?
Bush, ¿y ahora quéSi nada lo impide, el planeta ya tiene sheriff para otros 4 años. Mientras casi todo Occidente se había hecho ilusiones (¿justificadas") con la llegada de los demócratas al gobierno norteamericano, parece que ahora llega el llanto y el rechinar de dientes. La incertidumbre. El miedo. El mismo miedo que, a buen seguro, habrá llevado a muchos votantes a las urnas, se extiende ahora por el mundo como resultado de la reelección democrática de uno de los políticos más controvertidos de la historia. Europa tendrá que lavarse ahora la cara y dibujar la mejor de sus sonrisas para encajar este resultado. Entre las muchas preguntas que se plantean en todas las conversaciones, una de ellas es, quizás, la más repetida: ¿Qué va a pasar ahora" Los sesudos y profundos analistas nos están dando ya sus puntos de vista. Curiosamente, se repite el maniqueísmo del que hablábamos hace unos días: para unos todo seguirá igual que hasta ahora (igual de bien, se entiende) y para otros, acaba de ocurrir una catástrofe de consecuencias imprevisibles. Otra vez a vueltas con las crisis permanentes. ¿Por qué no hacer un análisis más pausado y tranquilo" ¿Por qué no dejar a los mercaderes de opinión que sigan llenando los medios de ruido y tratamos de ver las cosas desde una perspectiva más amplia" Que EEUU es la superpotencia mundial parece, a día de hoy, fuera de duda. Que las decisiones de su gobierno nos afectan a todos, tampoco es difícil de aceptar. Sin embargo, también parece razonable afirmar que esta hegemonía se está viendo cada vez más cuestionada y que hay signos de decadencia. Nadie se preocupa, por ejemplo, de los cambios que se están dando en China y la India, salvo para recurrir a grandes tópicos como el "aperturismo" y el "capitalismo". Existen muchas claves que se ignoran: desde la pobreza, el hambre y el sida, hasta los países emergentes, la guerra enregética, Japón, China, Oriente Medio o Rusia. O la misma Europa, ya que nos ponemos. El mundo está lleno de situaciones en un difícil equilibrio, que ni Bush ni Kerry (a mi entender) pueden solucionar de un modo sencillo. Todas estas situaciones deberían obligarnos a replantear los puntos de vista sobre política internacional. No tenemos por qué echarnos las manos a la cabeza, de la misma forma que tampoco hay que pegar botes de alegría. Lo que sí subyace a todo esto, y esto sí que es una opinión muy particular, es un cierto recelo de la democracia. ¿Cómo es posible que vuelva a ser presidente este hombre", se pregunta medio mundo. El imperio, de un modo masivo, nos ha dado la respuesta. Muchos ya empiezan a poner en duda la capacidad de elección del pueblo norteamericano, y ya he oído decir que votar a Bush porque son tontos, ignorantes y además se dejan manipular. ¿Y nosotros" ¿Nos gustaría que todo el mundo hablara de cómo votamos o dejamos de votar" ¿Nos agradaron los comentarios que levantaron en diversos lugares las elecciones del 14-M" ¿Somos nosotros menos manipulables, más listos y más sabios que los americanos" Sinceramente, tengo mis dudas.... P.D: para sosegarse un poco, recomiendo leer la entrevista a Carlos Taibo que publicamos aquí hace unos meses. Sus puntos de vista siguen siendo muy válidos para entender la realidad internacional actual. P.D. (2): Y, ya que estoy, ¿cómo se conjuga el antiamericanismo exacerbado con el Halloween" Que alguien me lo explique por favor...

Probablemente sea una manifestación de maniqueismo, pero para mí la victoria de Bush no es una buena noticia. Es cierto que el triunfo de Kerry no hubiera significado una diferencia enorme en cuanto a la política de la superpotencia, que hay muchos problemas en el mundo que ninguno de los dos tiene la capacidad de solucionar, pero a mi modo de entender, la victoria de Bush es un dato que indica un ligero, ligerísimo, si quieres, empeoramiento de la situación internacional. Los americanos que le han votado no son tontos, o tal vez son tan tontos como nosotros, y todos, en todos los países del mundo lo seamos por creernos lo que nuestros "líderes" quieren que nos creamos. Lo que está claro es que tienen una percepción distinta de las cosas, y probablemente también un sentimiento distinto. Ellos viven "dentro" del imperio, y votan de acuerdo con sus intereses. Nosotros, desde la periferia, vemos las cosas de distinta forma. En cuanto al Hallowen, tampoco yo me lo explico. A lo mejor es que no hay tanto antiamericanismo como parece.

sólo quiero haceros una pequeña reflexión: parece ser que mientras los grandes estados, principalmente costeros, eminentemente comerciales, es decir, ricos, han votado a republicanos, la "intraamérica", perdón por el palabro, mucho menos evolucionada, más cotidiana y escasamente influyente en la política mundial, votaba a demócratas. y todos tan tranquilos. a lo mejor, la verdadera democracia estadounidense consista en eso. por el contrario, aquí en españa, las comunidades "no históricas" (término conseguido por defecto de "comunidades históricas" aberrante calificativo, como si ambas castillas no lo fueran, o el reino de león, aragón....) otorgan los votos a sus partidos nacionalistas, y el resto de la península se lamenta amargamente. indudablemente, el ser el país con la "democracia más antigua" le otorga unos galones no al alcance de todos los países.

Para mi punto de vista, la victoria de Bush tampoco me parece una buena noticia. También es verdad que ni Kerry ni el reelegido presidente podrían solucionar problemas que ocurren en el mundo, pero creo que la reeleccion va a causar mas problemas de los que tenemos ahora. Ya se han oido comunicados de grupos islamistas donde dicen que convertiran America en el infierno por haber votado masivamente a Bush, pero bueno, espero que los recortes de presupuesto que esta haciendo el presidente en sanidad, educacion y otros campos para reforzar la seguridad nacional, den resultados, porque si se gastan un paston en reforzarse en seguridad, y quitan mas sanidad, por ejemplo, al pueblo americano, es un desastre. Sinceramente, si ha salido el republicano es por el voto del miedo, si no... porque todas las encuestan daban ganador a Kerry? Sin duda, el miedo esta vez, a decidido el voto de los indecisos.

Estoy de acuerdo con este artículo. Sobre todo con la pregunta final¿Cómo es posible Halloween, MacDonald ,etc con tanto antiamericanismo? Creo que esto se debe a que somos más parecidos de lo que pensamos. Es probable que en nuestra sociedad, de aquí a unos años, surja en Europa una vuelta a lo religioso¿Qué ocurrirá? ¿Seremos fundamentalistas?