Pasar al contenido principal

¿Por qué una bitácora?

Utilidad de esta pequeña herramienta
Diálogo + Bitácoras. Una iniciativa para el debate y la reflexión a través de los weblogsEl tema propuesto en DialBit es tan amplio que intentaré concretar un poco. Por eso voy a centrarme en las preguntas que planteábamos. Para empezar, creo que la gran ventaja de las bitácoras consiste precisamente en su sencillo manejo. Cualquiera puede, en un par de tardes, aprender a manejar una, y las posibilidades que ofrece son inmensas. Su utilidad en el mundo educativo está aún, creo, inexplorado, aunque cada vez se ven más iniciativas: es una forma sencilla de colgar apuntes, de poner en común las novedades de un centro, aula, o asignatura, o, por qué no, de subir propuestas de trabajo. Por no hablar de la posible interacción con alumnos, compañeros, grupos de interés... De hecho, ya existe por ahí el proyecto de lanzar una bitácora para la gente interesada en educación. La organización de la información es básica en el mundo educativo, y las bitácoras nos pueden ayudar a flexibilizar y agilizar su transmisión. Como hemos dicho ya otras veces, las bitácoras son un instrumento y no tenemos que dajarnos llevar por un optimismo desmesurado. La enseñanza o cualquier otro ámbito de aplicación de las mismas tiene probablemente problemas o necesidades muy urgentes a los que las bitácoras poco pueden aportar. Por eso, siempre he pensado que, aunque poco a poco vayamos incorporando las bitácoras a nuestra vida diaria (personal, laboral...), la capacidad de influencia de las mismas es aún limitado, entre otras cosas por la falta de medios (aún falta en muchos hogares la conexión a internet). Y tampoco en una sociedad "tecnológica" cambiará mucho el panorama: existen problemas sociales, económicos y culturales que hay que solucionar en el mundo real, y no en este virtual. Por eso, tiendo a ser bastante escéptico (quizás también porque no aspire a serlo) respecto a las historias de "bloggers" que se hacen famosos, ricos o influyentes a través de una bitácora. Casos sueltos, los habrá, pero creo que a la gran mayoría nos conviene tener muy claro cuál es nuestra finalidad última en esto que escribimos (y si es una finalidad modesta y realista, ajustada a nuestra realidad, mejor). Particularmente, Boule existe sólo como una forma de conseguir que la gente se haga preguntas. No se pretende desde aquí sentar cátedra ni dar lecciones magistrales, sino tan sólo mostrar la filosofía desde un punto de vista más cercano. Difundir enlaces (casi siempre más valiosos que las propias anotaciones) y ampliar una migaja la presencia de la filosofía en la red. Propiciar el debate y la reflexión, sin dogmatizar y poniendo la filosofía al pie de la calle. Poner en la red el más amplio abanico de temas posibles. Jugar con conceptos en unas pocas líneas (lo más breve posible, para no cansar) Cualquier otra intención más ambiociosa sería más bien una vana ilusión. Con estas pretensiones, y este cierto escepticismo que he mostrado habitualmente hacia las bitácoras, es fácil pensar que, al menos para mí, no existe la anotación perfecta: eso, como casi todo, va en gustos. Las mejores bitácoras no son las más leidas. Ni probablmente las más influyentes. Las mejores bitácoras son las que sirven para aquello por lo que son escritas, sin importar el número de visitantes o enlaces. Así que lo mejor es siempre, creo, pensar que la mejor anotación es la que está por escribir. La de mañana.

a través de la bitacora, quizas no se podra dictar cátedra, pero ella permite "enfrentar" ideas que pueden ser contrarias y/o complementarias. La bitacora propicia el debate y la reflexión generando un "dia-logos"

Está lindo eso de: "Así que lo mejor es siempre, creo, pensar que la mejor anotación es la que está por escribir. La de mañana." Eso ya justifica cualquier bitácora. Y si bien las triunfadoras a veces responden a dicha búsqueda, lo más común es encontrarse con otras no tan mencionadas y famosas, bien escritas y cuyo objetivo principal no es sólo cautivar lectores.

Hola a todos: Estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas en tu articulo y en esa linea estoy trabajando yo en el ambito teorico - didactico. Saludos a todos.

Miguel, Eso que dices de "plantear preguntas" y "no sentar cátedra" está muy bien. Pero por eso mismo, echo de menos tu participación en las conversaciones que se desencadenan a raíz de tus posts.

¡Hola! En cierta parte tienes razón: no me gusta demasiado participar en mis posts (y tampoco en otras bitácoras, aunque las lea...). El motivo es porque la mayoría de las veces tampoco yo lo tengo nada claro. Y, por otro lado, sí que hay anotaciones en las que me mojo un poco más (quizás sea en las que hablan de educación donde más fácil me resulta...)