Pasar al contenido principal

Progreso artístico

¿Puede decirse que el arte progresa?

Andábamos hoy comenzando con las ideas iniciales de la Crítica de la razón pura de Kant, una de las obras más citadas de la historia de la filosofía, aunque no por ello más leida. Llevados de la mano del autor alemán comparábamos la situación de la metafísica y de la ciencia: mientras que esta anda ya por el "seguro camino" del conocimiento, aquélla sigue aún perdida en sus preguntas iniciales. Llevados por ese incondicional amor hacia la filosofía, sus preguntas y respuestas, me decían los alumnos que, efectivamente, la filosofía es lo único que no ha progresado desde el inicio de la historia. Y me ponían dos ejemplos que merece la pena comentar por extenso, tratando así de ampliar el debate a través de esta bitácora. En su opinión, la política y el arte progresan, mientras que la filosofía está estancada. El progreso político, en su opinión, se veía claro por la tendencia a la democratización de los países (sin saberlo, algún alumno reformulaba las tesis del fin de la historia). Y en el arte nos topamos con un buen obstáculo en el camino: ¿Qué significa progresar en arte"

En opinión de los alumnos, el arte progresa porque consiste en una creatividad permanente, de manera que cada tiempo es capaz de superar al anterior y de aportar nuevas perspectivas, nuevas formas de desarrollar el arte del que se trate. Sin embargo, es un tema que, personalmente, no veo tan claro. Quizás llevados por esquemas casualmente hegelianos, encontramos que hay ciertas tendencias artísticas pendulares y cíclicas: de lo bello a lo feo, de lo sencillo a lo complejo, del orden al desorden, de la simetría a la asimetría. El arte bascula de unos a otros valores según las épocas, como lo hacen tantas y tantas cosas, desde la moda, a los turnos de poder pasando por los triunfos deportivos. Si este esquema es válido, ¿se puede hablar de "progreso" en el terreno del arte"

Discutíamos en clase, por ejemplo, la distancia que hay entre el arte clásico y el barroco, y surgía cierto escándalo cuando se me ocurrió calificar el arte barroco de "feo". No sé si es el ejemplo más afortunado, pero podemos encontrar todos los que queramos: en su día Picasso, nada sospechoso de "clasicista" volvió la mirada al arte africano para, desde él, dar el salto al cubismo. No se puede negar que el arte progrese y cambie, que se transforme en cada época, pero es quizás un progreso muy similar al de la filosofía. Resuenan ecos del pasado vestidos con nuevas tonalidades. En nada se puede comparar esto al progreso científico, en el que las cuestiones solucionadas por una generación no necesariamente son revisadas por la siguiente. Hay un hecho distintivo que recuerdo de mis tiempos universitarios: el científico, para ponerse al día, no tiene por qué pasar por los procesos subjetivos que experimentó Newton o Einstein. Aquel que quiera vivir el arte, y en cierta forma la filosofía, ha de aproximarse mucho más a esa subjetividad que trató de dar rienda suelta a un proceso creador único, irremplazable. Esto hace que la ciencia progrese en un sentido muy distinto al que lo hace el arte o la propia filosofía.

!Hola! El problema radica,desde mi punto de vista,en saber qué se entiende por progreso o cómo debe de entendérselo.Si el progreso se entiende como una mera evolución entonces es claro que todo progresa (ciencia, filosofía, arte, etc…). Toda faceta humana, sea esta la que sea, y precisamente por serlo, progresa. Ahora bien, si el progreso se entiende en términos de perfeccionamiento entonces la cuestión es más peliaguda. Y es tan peliaguda la cuestión que filósofos como Hans Jonas cuestionaron la idea de progreso, pero no en arte o en filosofía, sino en el campo de la ciencia ¿Dónde está el perfeccionamiento o el progreso en una actividad, la científica, que es capaz de acabar con el medio ambiente o con la propia tierra? Bueno, en realidad la crítica de Hans Jonas se circunscribe al ámbito de la tecnociencia. Un saludo

Hola, “¿Se puede hablar de “progreso” en el terreno del arte?¿Qué significa progresar en arte? Estoy de acuerdo con el comentario de Elias, habría que aclarar a qué llamamos “progreso”. Desde un punto de vista general todo progresa, incluso en las llamadas ciencias sociales, morales, se puede hablar de “cierto progreso”. Pero la pregunta de Miguel es ”¿Se puede hablar de “progreso” en el terreno del arte?” Yo creo que, prescindiendo de la técnica, donde es obvio que hay “progreso”, si estamos hablando de las bellas artes, yo creo que no tiene sentido hablar de progreso. Dando por sentado que no estamos instalados en un mundo platónico. “Si a ti te parece bacía de barbero, a mí me parece el yelmo de Mambrino, y a otro le parecerá otra cosa”. Saludos