Pasar al contenido principal

Nietzsche y los pechos operados

Sobre la estetización de la vida.
Cuando en El nacimiento de la tragedia, Nietzsche escribió que "sólo como fenómeno estético aparecen justificados la existencia y el mundo" no estaba sólo dejándonos en herencia una de sus hermosas frases, que bien podrían llenar nuestras pildoritas filosóficas. Esto era mucho más. Estaba cargándose en una línea unos cuantos siglos de civilización occidental. Lo curioso es que, en la misma frase, estaba alumbrando un nuevo tiempo, un nuevo mundo en el que todavía tenemos que enfrentarnos a muchas de las críticas que él señalara. Es lo que en filosofía se llama posmodernidad(2). Uno de sus rasgos definitorios: la estetización de la vida. Y os cuento todo esto a raíz de una crítica de Daniel L. Salort que he leído en Ideasapiens. Efectivamente, vivimos más pendientes del "parecer" que del "ser", sin darnos cuenta de que así, nos condenamos a ser unos eternos insatisfechos. Ya se sabe, la ética se disuelve en la estética: antes había quienes estaban dispuestos a arriesgar su vida por ciertos ideales, hoy muchos se arriegan hasta a meterse en un quirófano por una sola idea: la belleza. Una idea que se termina convirtiendo en un auténtico potro de tortura de tantos adultos y en una auténtica guillotina de adolescentes. Vivimos en sociedades superficiales, pero una vez más, como en tantos otros aspectos, tenemos lo que nos merecemos: somos tan primarios, que un par de pechos arden en los kioscos, a la vez que lo más leido del país sigue siendo lo que todos sabemos (y hay quien se consuela pensando que al menos se lee algo...). Obsesionados con engañar (incluso a nosotros mismos) hay quien se olvida de vivir, y eso es uno de los más graves errores que se pueden cometer. Qué diría Nietzsche, si viera algunas de las consecuencias de sus ideas... P.D: acabo de ver el comentario de Fabián, y también os recomiendo que os paséis por allí...

Muy buenas. Como lo prometido es deuda... pues allá vamos. Yo creo que todo empieza en la insatisfacción con la propia vida al compararla con otra que parece mejor. Y como no podemos soportar que haya vidas y cuerpos mejores que los nuestros, pues intentamos mejorarlos a costa de mentiras, operaciones,... y cuanto más mentimos y operamos, menos vivimos nuestra vida. Que merece la pena por el mero hecho de ser la nuestra. Por otro lado, siempre me ha hecho mucha gracia la gente que dice que no hay que fijarse en el aspecto exterior de las personas, que lo importante es el interior, y luego te dice que se ha operado, tatuado o perforado para sentirse mejor consigo mismo. Pues no lo entiendo ¿o se ha operado el interior o se siente mejor consigo mismo en el exterior? Un saludo y hasta mañana.