Especial preparado por boulesis.com. Acceso a la página principal

Escuela de Frankfurt Filosofía de la razón Adorno Horkheimer

Tienda de boulesis.com Investigación filosófica a bajo precio
Libros de la Escuela de Frankfurt a bajo precio
Escuela de Frankfurt. Historia, pensamiento, autores, citas, enlaces... Un especial de boulesis.com

Max Horkheimer. Sociológica.

Sobre el autor · Más citas

  1. «Si hoy ha de hablarse en un sentido muy radical de una crisis de la razón, ello es o bien porque el pensamiento es incapaz de captar la idea de lo objetivamente razonable -sin la que la razón subjetiva no pasa tampoco de insegura e inconsistente- o porque el pensamiento comienza a negar aquella idea como una mentira, como un trozo de mitología.»
  2. «Debería reservarse el nombre de ideología -frente al de verdad- para el saber que no tiene conciencia de su dependencia -y, sin embargo, es penetrable ya para la mirada histórica-, para el opinar que, ante el conocimiento más avanzado, ha acabado de hundirse en la apariencia. La asignación de valores es ideología en el sentido más estricto y pregnante, en cuanto que cree poderse liberar de la entreveración histórica o ver simplemente abierto el camino hacia la casualidad y el nihilismo.»
  3. «A través de la filosofía, como a través del arte, se manifiesta, en lo existente en cada caso, la gran distancia entre lo que es y lo que debe ser. [...] La filosofía es a la vez custodiadora y crítica. En cuanto fuerza de lo negativo, ha instituido la unidad que se despliega por sí misma y otorga carácter a la conciencia del individuo.»
  4. «La crítica de la cultura ha de tener mucho cuidado de no desviarse ella misma, con la denuncia de la cultura como desviación, de los temas que aún tiene el pensamiento planteados: las crasas diferencias de poder, que nadie percibe por ser patentes; la miseria tras los muros de manicomios y presidios; lo radicalmente material de las razones determinantes en política -ante todo, allí donde se presenta como especialmente noble-.»
  5. «La puerta está cerrada frente a todo lo que el otro pueda expresar; ya no se le tiene por un ser cuyo trato y conversación sean acaso vehículo de la verdad; pertenece a una especie inferior. [...] Si la verdad constituye una meta a la que, como en otro tiempo pensó Kant, el pensamiento ha de acercarse en un proceso infinito, encuentra su obstáculo más fuerte en un juicio esclerótico.»