Pasar al contenido principal

Deber en David Hume

Una conocida frase de Hume nos indica cuál es su concepción del deber. Según el pensador británico, “la razón es, y solo debe ser, esclava de las pasiones”. Es decir, no hay deber moral más que aquel que nos marcan nuestras pasiones, nuestros deseos, nuestro propio interés. La simpatía, la benevolencia y la utilidad personal son las que marcan lo que debemos hacer. A este respecto es bien conocida la crítica de Hume a todas aquellas teorías éticas que pretenden fundar deberes en nuestra naturaleza. Todas ellas incurren en la falacia naturalista, según la cual no se puede inferir el deber a partir del ser, error que de una forma más o menos manifiesta comete la mayor parte de teorías éticas precedentes.