Pasar al contenido principal

Entendimiento en Immanuel Kant

Es la espontaneidad del conocimiento, su capacidad de producir representaciones. El entendimiento se encarga de pensar el fenómeno, aplicándole una serie de categorías, que son constitutivas de nuestro modo de conocimiento. El entendimiento, por tanto, va analizando el fenómeno tratando de aplicar alguna de sus categorías al mismo, aspirando a la comprensión. Kant no le da más importancia al entendimiento que a la sensibilidad. Ambos deben colaborar para que se pueda dar el conocimiento, tal y como aparece recogido en una de las frases más citadas de las CrP: “Los pensamientos sin contenidos son vacíos; las intuiciones sin conceptos son ciegas.” El resultado al que llega el entendimiento es el objeto de conocimiento sobre el que es posible formular juicios.