Pasar al contenido principal

Humanismo en Karl Marx

El humanismo marxista sería la respuesta a la alienación propia del capitalismo. Para Marx, su propuesta teórica es una reivindicación de la dignidad del ser humano, y una demanda de las mejoras en la condiciones de vida de los proletarios hasta llegar a una sociedad, la comunista, en la que ser humano valga más que el capital. No puede haber para Marx un sentido más profundo de humanismo: más aún, cualquier sistema productivo o sociedad que ponga a las cosas o el dinero por encima del ser humano será no sólo un sistema injusto sino radicalmente inhumano y cosificador. El humanismo defendido por Marx se plasmaría en una sociedad que reconozca la dignidad de todos y su igualdad innegable. Del reconocimiento de esta igualdad surgirían después otra serie de valores morales como la fraternidad o la solidaridad que necesariamente estarán presentes en la sociedad comunista.