Pasar al contenido principal

Razón en René Descartes

Para Descartes es la mayor facultad de conocimiento con que cuenta el ser humano. La razón se encarga de examinar la verdad de las ideas y los razonamientos y su valor reside precisamente en su independencia respecto a la experiencia empírica, que para el autor francés será siempre menos fiable. En este contexto, la razón será el fundamento sólido desde el que buscar una verdad que resista todo tipo de duda, y por tanto la respuesta adecuada frente a la incertidumbre generalizada que reinaba en el tiempo de Descartes, tan sólo pocas décadas después de la irrupción del heliocentrismo y de la reforma protestante.