Pasar al contenido principal

Voluntad en Immanuel Kant

En la Crítica de la razón práctica, Kant define la voluntad como “capacidad para fijar fines, toda vez que tales fines constituyan siempre con arreglo a principios fundamentos para determinar la capacidad desiderativa.” En consecuencia, la voluntad es la que marca los fines últimos a lograr, en función de los cuales la razón fija los medios que han de realizarse. La voluntad es entonces capacidad de finalidad, de crear o imaginar una finalidad que se considera buena y se pretende alcanzar.